"Norman Foster. Futuros comunes" la faceta más social y sostenible del arquitecto británico en la Fundación Telefónica hasta el 4 de febrero - MADRID ACTUAL

"Norman Foster. Futuros comunes" la faceta más social y sostenible del arquitecto británico en la Fundación Telefónica hasta el 4 de febrero

"Norman Foster. Futuros comunes" la faceta más social y sostenible del arquitecto británico en la Fundación Telefónica hasta el 4 de febrero
Compartir en whatsapp
 

Evento  Norman Foster. Futuros comunes
Lugar Fundación Telefónica
Dirección  C/ Fuencarral nº 3, Madrid
Fecha de inicio  10-10-2017
Fecha final  04-02-2018
Horario  de Martes a Domingo de 10 a 20 h
Precio  Entrada gratuita
Observaciones  Lunes cerrado

Norman Foster muestra su faceta social y sostenible en "Norman Foster. Futuros comunes", una exposición en la que el arquitecto hace dialogar a 24 proyectos pasados y futuros, desde sus habitáculos lunares realizados con impresoras 3D hasta los centros Maggie, refugios en la naturaleza para enfermos de cáncer.

"No puedo ver ninguna diferencia como diseñador entre esos dos proyectos. Se trata de ver cómo se usan los recursos disponibles, en términos de materiales, tiempo, costes y energía creativa", ha dicho Foster en la presentación de esta muestra que está en la Fundación Telefónica para repasar su vasta trayectoria.

"Norman Foster. Futuros comunes" indaga, a través de más de treinta maquetas, 160 dibujos y audiovisuales, en la faceta más comprometida de Foster y en cuestiones menos reivindicadas de sus edificios como la sostenibilidad, el bienestar o la sensibilidad social.

Inspirándose tanto en las construcciones históricas como en los avances científicos, sus proyectos reconcilian tradición y modernidad, inteligencia urbana y capacidad transformadora e innovación tecnológica.

"Hablamos de la tecnología como si fuese un invento creado hace diez años", se ha sorprendido el arquitecto, y ha añadido que todo "empezó cuando dos o tres personas decidieron salir de la cueva y crear un edificio bajo las estrellas".

Esta exposición, en la que colabora la Norman Foster Foundation, se estructura en doce capillas, donde se documentan sendos proyectos recientes que "dialogan" con otras tantas propuestas de décadas anteriores para subrayar la continuidad de las inquietudes del arquitecto y, al tiempo, poner en valor sus diferentes intereses.

Así, inaugura la muestra la sección "El futuro del pasado", una conversación entre sus dibujos como estudiante realizados entre 1958 y 1959, con la reestructuración del edificio de Château Margaux en Burdeos (Francia), uno de los productores de vino más importantes del mundo, acometida entre 2009 y 2015.

"El futuro de la cultura: integrar patrimonio y creación" enfrenta al Carré d'Art de Nîmes (1984-1993), un foco cultural que reinterpreta con un lenguaje contemporáneo el templo romano, con la rehabilitación del Salón de Reinos del Museo del Prado, un proyecto que está aún desarrollándose.

Con esta propuesta para rehabilitar el Salón de Reinos, construido en el siglo XVII, Foster y su colega Carlos Rubio crearán un nuevo foco público en el centro de Madrid, diseñándolo como un atrio de triple altura y una sala multifuncional que ocupa todo el ancho del edificio.

Otro apartado muestra la preocupación del británico por el medioambiente y por mejorar el comportamiento energético de las ciudades, algo esencial para abordar el desafío del cambio climático: "Aquellos edificios que trabajan junto al clima, están buscando crear un ambiente que es más saludable", ha apostillado Foster.

"El futuro de la sostenibilidad" pone como ejemplo pasado el Estudio territorial de La Gomera, que Foster diseñó en 1975 por encargo de la naviera noruega Fred Olsen, y como futuro la Masdar City de Abu Dabi (Emiratos Árabes).

Ese proyecto de metrópoli, con una superficie de 640 hectáreas, reinterpreta de forma contemporánea las estrategias medioambientales y los patrones urbanos propios de los asentamientos tradicionales árabes para crear en el desierto una ciudad sin huella de carbono ni residuos.

El futuro de la forma, de la función, del trabajo, del bienestar, de la construcción, de la técnica, de la movilidad de las redes y, por último, "El futuro del futuro" con los habitáculos lunares, son los otros porvenires que imagina en esta exposición el arquitecto británico, Premio Príncipe de Asturias de las Artes 2009.

"El objetivo es cambiar la imagen de Norman Foster como arquitecto de grandes edificios e infraestructuras y mostrar también esa faceta social", ha recalcado el comisario de la muestra, Luis Fernández-Galiano, catedrático de Proyectos en la Escuela de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Madrid (ETSAM).

 

Anuncios Google

Usamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada analizando tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies