Luz verde para la operación urbanística del Mahou-Calderón - MADRID ACTUAL

Luz verde para la operación urbanística del Mahou-Calderón

Luz verde para la operación urbanística del Mahou-Calderón
Compartir en whatsapp

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado de forma definitiva la modificación del plan general de la ciudad que permitirá la puesta en marcha de la operación Mahou-Calderón en el espacio que ocupa el anterior estadio del Atlético de Madrid.

Este plan ha sido aprobado con la abstención del Partido Popular y ahora se trasladará a la Comunidad de Madrid que debe dar su visto bueno.

La zona del estadio Vicente Calderón acogerá así un proyecto urbanístico con más zonas verdes, edificios con una media de 8 alturas en lugar de 20 y en el que la principal diferencia sobre el plan anterior es que la M-30 no se soterrará, sino que se cubrirá, siendo este último un cambio fuertemente criticado por el PP.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, presentó en julio de 2016 junto al presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, y la directiva de Mahou-San Miguel, Paloma Boceta, la nueva versión de una operación urbanística ideada en 2009 y que estaba paralizada en los tribunales.

El plan para reformar la zona del anterior estadio rojiblanco y de la antigua fábrica de cervezas Mahou reduce la edificabilidad de la zona a cambio de que el Atlético de Madrid asuma menos cargas económicas de la operación, mientras que las zonas verdes que contempla serán de uso público.

Cuando la Comunidad de Madrid apruebe la modificación del plan podrán comenzar las obras, que consistirán en demoler el estadio, cubrir la M-30, urbanizar el ámbito y edificar.

El ámbito de actuación se encuentra entre la plaza de Francisco Morano, el paseo Imperial hasta la glorieta de las Pirámides, el río Manzanares hasta el puente de San Isidro y el paseo de los Pontones y afecta en total a casi 200.000 metros cuadrados.

El pasado 4 de junio, la sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) anuló el plan de reforma interior de la operación Mahou-Calderón aprobado en 2014, que ya fue declarado nulo en 2015 por incumplir el límite de tres alturas máximas en las edificaciones.

La anulada operación urbanística incluía en su redacción inicial la demolición del estadio Vicente Calderón, el soterramiento de la M-30, la construcción de torres de entre ocho y veinte plantas y dos rascacielos de treinta y seis plantas, entre otras cuestiones.

En cambio, el plan aprobado hoy y pactado entre el Consistorio y el club promueve un proyecto sostenible, no hiriente con el entorno y viable económicamente, e incluye además algunas de las reivindicaciones de los vecinos de la zona: más suelo a disposición de la Comunidad de Madrid para ampliar el CEIP Tomás Bretón y el IES Gran Capitán y una parcela para dotaciones municipales.

Este nuevo proyecto ha suscitado hoy el apoyo de todos los grupos municipales a excepción del Partido Popular, contrario a la cubrición de la M-30 que sustituye al soterramiento planteado anteriormente.

Según los 'populares' madrileños esta cubrición generará un muro de siete metros de altura en Arganzuela lo que supone un "parche" para la M-30 y un "impacto paisajístico terrible".

El edil del PP Álvaro González ha pedido al Gobierno municipal que continúe una "obra modélica", la de Madrid Río, y se aparten de su "visión aldeana" de la ciudad.

A juicio del edil de Ahora Madrid "el programa del PP de cara a las próximas elecciones consistía básicamente en soterrar la ciudad" para "aumentar el flujo de vehículos" y "tapar" la contaminación que generan con "medidores rodeados de vegetación".

Por contra, Ahora Madrid apuesta por "reducir el tráfico y el impacto económico de las infraestructuras", ha defendido.

 

Anuncios Google

Usamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada analizando tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies