El TSJM anula una orden municipal de enviar a la calle a un policía con un proceso ansioso - MADRID ACTUAL


El TSJM anula una orden municipal de enviar a la calle a un policía con un proceso ansioso

Archivado en:
El TSJM anula una orden municipal de enviar a la  calle a un policía con un proceso ansioso
Compartir en whatsapp

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha confirmado una sentencia que anuló una orden del Ayuntamiento de Madrid que obligaba a una policía municipal a incorporarse a trabajar en la vía pública cuando no se había restablecido completamente de su proceso ansioso-depresivo acreditado.

En una sentencia el TSJM fundamenta que se conculcaron los derechos fundamentales de la funcionaria al ser habilitada en un puesto de categoría de subinspectora, lo que le obligaba a trabajar en la vía pública.

Los magistrados reprochan a las autoridades municipales el hecho de que, tras una baja médica acreditada con informes facultativos, cuando la recurrente se reincorporó a sus funciones laborales en su legítima búsqueda de la total recuperación, no se le buscara una ocupación dentro del Cuerpo en la que pudiera desempeñar sus funciones acorde a su patología.

El TSJM confirma la sentencia dictada por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 19 de Madrid que dejó sin efecto tal habilitación laboral.

La resolución desestima el recurso interpuesto por el Ayuntamiento de Madrid contra la sentencia del Juzgado inicial al considerar que se produjo una vulneración de los derechos fundamentales a la integridad física y moral recogidos en el artículo 15 de la Constitución.

Además de dejar sin efecto la orden de habilitación laboral de la policía en ese puesto concreto impone las costas del procedimiento al Consistorio.

El TSJM entiende acreditado que el nuevo puesto asignado a la interesada, un trabajo en la vía pública, "no estaba adaptado a sus limitaciones y no se correspondía con su perfil profesional, ni con su formación, ni con su experiencia".

Tal y como consta en la resolución, a pesar de las reiteradas solicitudes de la policía para que fuera relevada de sus funciones y se le encomendaran otras que permitieran la completa recuperación de su salud mental, las autoridades municipales persistieron en mantenerla en el servicio sin tener en cuenta el perjuicio físico y moral que pudiera ocasionarle.

Añade que los responsables de la Policía Municipal alegaron que no existía otro puesto de trabajo distinto al que se le adjudicó a tras su reincorporación.

No obstante, recuerda que tras la adopción de las correspondientes medidas cautelares por parte del Juzgado se encontró de inmediato una responsabilidad laboral "mucha más adaptada a su concreta situación que aquella a la que se le adscribió inicialmente".

 

Anuncios Google

Usamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada analizando tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies