Verano, una magnífica época en la que mantener a raya la miopía - MADRID ACTUAL

Verano, una magnífica época en la que mantener a raya la miopía

Verano, una magnífica época en la que mantener a raya la miopía
Compartir en whatsapp
 

Nuestros ojos están de enhorabuena, pues el verano se aproxima a pasos agigantados. Pero ¿por qué debemos alegrarnos por nuestra visión? Pues porque, según los expertos, la progresión de esta patología ocular es un 60% menor en verano que en invierno, principalmente porque solemos estar más tiempo al aire libre. Resulta que el sol estimula la producción de dopamina, sustancia capaz de detener el alargamiento del globo ocular que causa la miopía, un problema que distorsiona el foco de luz que entra al ojo.

Tal descubrimiento salió a la luz en 2012 en la prestigiosa revista científica ‘The Lancet’. Así, un grupo de investigadores aseguraba que la exposición al sol (1 hora a la semana) puede reducir en un 2% la probabilidad de desarrollar miopía.

Según los autores de este hallazgo, la luz intensa del sol al aire libre ayuda a los ojos del niño en desarrollo a mantener la distancia correcta entre el cristalino y la retina. No en vano, este aspecto es el responsable de mantener el enfoque de la visión. Además, las longitudes de onda que se generan en ambientes exteriores favorecen los mecanismos de control de los ojos y propician que éstos crezcan de manera adecuada.

El verano cuenta con días con muchas horas de sol y una abultada agenda de actividades al aire libre con excursiones a la piscina, a la playa, al campo,... Tal vez esta tendencia a pasar más tiempo fuera —y no solo en verano— repercuta en el mayor o menor número de miopes que hay en nuestro país según la zona. Así, Aragón, región de interior, ostenta el dudoso honor de contar con el mayor número de miopes de España (41,5 %), mientras que Cantabria, la región menos miope (12,5%), es costera.

Por otro lado, la franja de edad con más casos de miopía la encontramos entre los 18 y los 24 años, con un 71%. Los menos afectados por la dolencia son las personas mayores de 64 años, con un 21%.

Los últimos datos elevan la miopía hasta el rango de epidemia dado que el número de personas afectadas no cesa de crecer a lo largo y ancho del mundo. En concreto, en China, un país donde los niños y jóvenes crecen desvinculados de la luz del sol y de las actividades al aire libre, las cifras de afectados se sitúan en torno al 90%, mientras que hace cincuenta años ésta no pasaba del 20%.

Parece obvio que el verano supone una magnífica oportunidad de poner nuestros ojos a salvo de esta dolencia, sobre todo los de los más pequeños a los que todavía resta una vida de esfuerzos académicos y profesionales por delante.

Anuncios Google

Usamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada analizando tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies