Mercamadrid, el mercado de alimentación más grande de Europa, se muestra al público - MADRID ACTUAL


Mercamadrid, el mercado de alimentación más grande de Europa, se muestra al público

linea300
Mercamadrid, el mercado de alimentación más grande de Europa, se muestra al público
Compartir en whatsapp

Es el mayor mercado de alimentación de Europa y el segundo del mundo de pescado después del Tsukiji de Tokio, pero hasta hace poco Mercamadrid era un lugar desconocido para el gran público que ahora, en cambio, puede descubrir sus entresijos gracias a un exitoso programa de visitas guiadas.

Las visitas comienzan a las 6.30 de la mañana, una hora que podría parecer temprana para casi cualquier persona excepto para los vendedores de Mercamadrid, que están a punto de finalizar su jornada laboral.

Aún así, la entrada al recinto sigue siendo un continuo ir y venir de coches, camiones y furgonetas de compradores procedentes de supermercados, tiendas de alimentación, restaurantes y empresas de hostelería que acuden hasta aquí de madrugada para adquirir al por mayor productos frescos de todo tipo.

Este gran mercado madrileño (ubicado en la M40, entre los distritos de Villaverde, Puente y Villa de Vallecas) tenía hasta hace poco el acceso restringido a los profesionales, previa acreditación.

En septiembre del año pasado decidió abrir sus puertas al público con el programa de visitas guiadas gratuitas 'Conoce Mercamadrid', que se ha ampliado recientemente hasta el próximo mes de octubre por la buena acogida ciudadana.

"Es impresionante", dice Jakob, un alemán de 21 años que llegó hace poco a Madrid para estudiar Derecho con una beca Erasmus.

Tenía curiosidad por conocer este espacio y por eso, a pesar de que sabía que se iba a enfrentar a un buen "madrugón", no dudó en apuntarse a la visita guiada del pasado viernes.

En el grupo de 14 personas, muy heterogéneo, había un chico de 38 años acompañado de su madre, de 68, para la que había reservado la visita hace tiempo como regalo de cumpleaños.

"Me gustaría verlo más veces", cuenta ella.

Y es que en las dos horas de duración de la visita da tiempo a recorrer una mínima parte del recinto, con una extensión de 2,2 millones de metros cuadrados y más de 800 empresas instaladas.

El mayor atractivo para el visitante es el mercado de pescado, un espacio inmenso donde, a diferencia de las lonjas, no hay subasta pero sí mucho regateo.

Es el número uno del mundo por su variedad pero el segundo por volumen de comercialización tras el de Tsukiji, en Tokio.

En Mercamadrid, los compradores pueden comparar precios entre las cerca de 400 especies de mariscos y pescados disponibles para la venta tanto en los mostradores de los puestos como en las cámaras frigoríficas.

"Los madrileños son unos fanáticos del besugo", asegura uno de los mayoristas, que sostiene que trabajar aquí es lo más parecido a estar en la Bolsa, debido a la fluctuación de precios.

Hay muchos factores que influyen a la hora de fijar el valor de un producto, entre ellos la meteorología.

Lo sabe bien una de las vendedoras del mercado de frutas y hortalizas, que cuenta que ahora las cerezas están bastante caras por las lluvias de los últimos días.

"Ando con el móvil pendiente del tiempo de toda España", bromea.

Mercamadrid es el mayor mercado de alimentación de Europa en volumen de comercialización, con 2,5 millones de toneladas de productos vendidos en 2016.

El recinto, que proporciona 8.000 empleos directos y más de 30.000 indirectos, tiene un área de influencia comercial de 500 kilómetros y cuenta con alrededor de 12 millones de consumidores.

Unas cifras que son un motivo de orgullo para el mercado, gestionado por la empresa mixta Mercamadrid S.A., con el Ayuntamiento de Madrid como accionista mayoritario, y que desde su puesta en marcha en 1982 ha ido ampliando su oferta con más productos, como las carnes.

El lugar parece una ciudad en miniatura, con calles, aparcamientos, rotondas y todo tipo de servicios, desde bancos a cafeterías pasando por oficinas de correos, administraciones de lotería, papelerías e incluso despachos de abogados.

El Banco de Alimentos tiene un espacio reservado en una de la naves, donde almacenan los productos que donan algunas empresas para repartirlos a continuación entre personas necesitadas.

La actividad en Mercamadrid es continua a cualquier hora y todos los días del año, aunque el momento fuerte empieza a partir de las diez de la noche, con la descarga de productos, la mayoría de procedencia nacional (75 % frente al 25 % de importación).

El pico de ventas tiene lugar en torno a las cuatro de la madrugada y empieza a bajar a las siete, cuando las labores de limpieza cogen el relevo.

En los últimos meses, Mercamadrid ha abierto el abanico a la formación con cursos de pescadería, carnicería, frutería, operador de carretillas, manipulador de alimentos y hasta cortador de jamón para asegurar el relevo generacional en un mercado que nunca duerme.

 

Anuncios Google

Usamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada analizando tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies