Paliza de un sanitario de la clínica abortista Isadora a dos rescatadores en la calle - MADRID ACTUAL

Paliza de un sanitario de la clínica abortista Isadora a dos rescatadores en la calle

Paliza de un sanitario de la clínica abortista Isadora a dos rescatadores en la calle
Compartir en whatsapp

El pasado sábado, cuatro jóvenes del grupo de Rescatadores Juan Pablo II, de la asociación MásFuturo, recibieron una agresión por parte de un trabajador sanitario de la clínica para abortos Isadora, en Madrid.

Según el relato de los agredidos, en su página web, afirman que "no lo hemos visto venir. Son las 9 de la mañana de un sábado. Hemos llegado cuatro rescatadores al abortorio Isadora. Cuando estábamos saludándonos, a unos veinte metros de la puerta del abortorio, de repente un trabajador sanitario parece que sale de la puerta trasera con unos folletos..."

Al parecer el mencionado sanitario de la clínica Isadora se dirige a los rescatadores y les dice: "estos son los que les tenéis que dar a las chicas". Uno de los jóvenes le contesta que no les interesa, y se da la vuelta ignorándole.

Es entonces, según afirman los jóvenes en su relato, cuando "de repente empieza a darle patadas en todos lados, el rescatador se echa hacia atrás mareado. Otro rescatador que es médico se pone delante, pero uno de los puñetazos del abortista le hace caer al suelo y se golpea contra la piedra del bordillo de la acera."

En ese momento, según estos jóvenes, al ver que uno de los rescatadores agredidos yace en el suelo, algunos trabajadores de Isadora salen a ver qué ha pasado. Al comprobar que no se trata de nada grave, vuelven a la clínica.

No es la primera vez que los Rescatadores Juan Pablo II reciben una agresión de este tipo alrededor de Isadora. Ya el verano pasado arrojaron sangre, placenta y pedruscos contra dos jóvenes cuando hacían rescates en la calle en el mismo abortorio.

Llaman rescates al intento de evitar, con argumentos, que las jóvenes entren en las clínicas para que les practiquen el aborto. Se sitúan cercanos a la puerta de entrada, y cuando ven que alguna se dirige a la clínica, intentar entablar una conversación con ella para darle todo tipo de argumentos –folletos incluidos- y ofrecerle también ayuda material para evitar que ponga fin a su embarazo. Todos sus miembros son voluntarios, están extendidos en diversas ciudades de España y ya han evitado miles de abortos.

Anuncios Google

Usamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada analizando tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies