Detenido tres veces en una noche un conductor que viajaba a Madrid - MADRID ACTUAL

Detenido tres veces en una noche un conductor que viajaba a Madrid

Detenido tres veces en una noche un conductor que viajaba a Madrid
Compartir en whatsapp

La Guardia Civil ha detenido tres veces en una noche al conductor de un vehículo que circulaba desde Castellón a Madrid bajo la influencia de bebidas alcohólicas y diversas drogas, en concreto cocaína, cannabis, anfetamina y metanfetamina.

Según ha informado este Cuerpo, agentes del Destacamento de tráfico de Arganda del Rey (Madrid) le arrestaron el pasado viernes y le pusieron a disposición judicial después de haber sido detenido dos veces, en pocas horas, entre Castellón y Cuenca.

En ambas ocasiones, el conductor, español de 49 años, quebrantó la inmovilización del turismo que conducía, aunque no se tiene constancia de que provocase accidente alguno.

Fue una patrulla de motoristas del citado Destacamento de Tráfico de Arganda del Rey la que, a las 9.15 horas del pasado viernes, 3 de marzo, detuvo a este conductor a la altura del kilómetro 37 de la autovía A-3 (Madrid-Valencia), en sentido a la capital de España.

Dichos agentes habían recibido una notificación de la Guardia Civil de Tráfico de Cuenca de que había quebrantado una inmovilización del vehículo en la zona de Tarancón tras ser detenido por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

Tras ser parado el vehículo e identificado el conductor, se le sometió a la prueba de detección alcohólica y arrojó un resultado positivo de 0,69 miligramos por litro en aire espirado, lo que casi triplica el límite establecido de 0,25.

Posteriormente fue sometido a la prueba de sustancias estupefacientes, que resultó igualmente positiva en cocaína, cannabis, anfetamina y metanfetamina, por lo que se procedió a su detención y depósito del vehículo.

En el interior del mismo se halló un inmovilizador forzado que se le había colocado por la Guardia Civil de Tráfico en la provincia de Cuenca tras ser detenido a las siete menos cuarto de la mañana al haber dado un resultado positivo de alcohol de 0,76.

Los agentes comprobaron entonces que a las doce menos cuarto de la noche ya había sido detenido igualmente por alcoholemia positiva en la localidad castellonense de Vinaroz por la Guardia Civil de Tráfico con una tasa de 0,85.

Por todo ello el equipo de atestados e informes del Destacamento de Tráfico de Arganda del Rey procedió a su puesta a disposición de un Juzgado de esta localidad madrileña como presunto autor de un delito contra la seguridad vial, que puede ser castigado con una pena de prisión de tres a seis meses y la prohibición para conducir de uno a cuatro años.

 

Anuncios Google