La Comunidad prepara una Ley de Universidades para “garantizar una buena docencia e investigación” - MADRID ACTUAL

La Comunidad prepara una Ley de Universidades para “garantizar una buena docencia e investigación”

La Comunidad prepara una Ley de Universidades para “garantizar una buena docencia e investigación”
Compartir en whatsapp

La nueva Ley de Universidades contempla, en su borrador inicial, un sistema de financiación con una aportación fija idéntica para cada centro y una parte variable que se determinará en función de parámetros que, entre otras cosas, midan la calidad de la docencia y de la investigación que realicen.

Así se recoge en el borrador de la Ley del Espacio Madrileño de Educación Superior (EMES) que ha elaborado la Consejería y que desde hoy se puede consultar en el Portal de la Transparencia, donde se recogerán sugerencias durante quince días antes de que el consejo de Gobierno apruebe el texto definitivo y lo remita a la Asamblea.

Una Ley que, según ha explicado Cristina Cifuentes, se ha ido elaborando durante un año hablando con todos los sectores implicados y que ahora está abierto también a las aportaciones de los rectores de las seis universidades públicas y ocho privadas que hay en la Comunidad de Madrid.

Cifuentes ha señalado que la ley persigue cuatro objetivos: dotar de medios a las universidades para garantizar una buena docencia e investigación; mejorar su competitividad para atraer y retener el talento; garantizar el cumplimiento de las normas que regulan el sistema universitario "siempre respetando la autonomía" de los centros; e incrementar y garantizar la participación de los estudiantes.

La ley contempla, como han reclamado durante años los rectores, un nuevo marco de financiación, que establece una parte fija e idéntica para todas las universidades, que garantice un servicio público de calidad, y otra que será variable, en función de determinados parámetros que midan, entre otras cosas, la calidad de los servicios que prestan.

Unos porcentajes, con todo, que aún no se han fijado, y que la Comunidad quiere hablar con los rectores antes de aprobar el borrador definitivo.

Como ejemplo de los elementos que se podrán tener en cuenta para concretar la parte variable, Cifuentes ha citado el número de publicaciones que realicen y su impacto, la inserción laboral de sus titulados, el uso de nuevas metodologías docentes, la adopción de buenas prácticas internacionales, la capacidad para captar fondos para proyectos de investigación, la atracción de alumnos extranjeros o los planes de estudios bilingües.

Todo ello con el objetivo de estimular a las universidades a competir entre ellas para mejorar la calidad de su oferta educativa y su investigación.

Otra de las novedades de la Ley, según ha detallado Cifuentes, es la creación del Consejo de Estudiantes Universitarios para potenciar la participación del alumnado, por ejemplo en la evaluación del profesorado mediante parámetros de docencia, cuestión que se tendrá en cuenta en los indicadores de calidad de las universidades públicas vinculados a la financiación.

Un elemento clave en la calidad de los sistemas académicos está directamente relacionado con la retención del talento con el que cuentan actualmente las universidades y la capacidad para atraer a nuevos profesores e investigadores tanto de dentro como de fuera de nuestro país.

Y en este sentido, el borrador incluye medidas que favorecen la creación de figuras de profesorado que promuevan la movilidad internacional con convocatorias que se lleven a cabo con procedimientos objetivos y transparentes.

Se trata también de poder flexibilizar y agilizar los mecanismos de selección actualmente existentes y permitir así que se pueda reclutar con mayor facilidad a profesionales de reconocido prestigio.

Además, la Ley quiere impulsar la coordinación universitaria dentro del Espacio Madrileño de Educación Superior para mejorar la oferta educativa y promoverla cooperación entre universidades, así como la integración plena en el EMES de las Enseñanzas Artísticas Superiores e impulsar las pasarelas entre la enseñanza universitaria y la Formación Profesional Superior.

"Queremos que en la Asamblea siga el diálogo que hemos mantenido durante el último año con los diferentes sectores del mundo universitario, que han hecho aportaciones al texto", ha señalado la presidenta, que confía en que la ley se termine aprobando en el Parlamento regional "con el máximo consenso".

 

Anuncios Google