Los jardines secretos de Madrid - MADRID ACTUAL


Los jardines secretos de Madrid

Archivado en:
linea300
Los jardines secretos de Madrid
Compartir en whatsapp

Si pensamos en parques y jardines de Madrid lo primero que imaginamos es Casa de Campo, el Retiro, el Capricho, el Campo de las Naciones y el monte del Pardo. Sin embargo, la capital acoge muchas más pequeñas zonas verdes que merece la pena visitar y pueden ser más interesantes a pesar de ser poco conocidas por los madrileños. Te revelamos algunos de estos lugares.

Jardín Botánico del Parque Juan Carlos I

Está dividido en dos zonas, llamadas respectivamente estacional y temática. En la primera, se encuentran el Jardín del Sol y el Agua y lo más curioso de ella es el reloj del sol.

Respecto a las especies vegetales, se pueden observar ejemplares de olivo, vid y frutales (típicamente mediterráneas), que conviven con otras especies de la moderna jardinería.

La zona temática representa la evolución histórica de la jardinería mediterránea. En ella se encuentran el Jardín de Oriente Próximo, el Jardín Medieval, el Jardín Árabe, el Palmeral y el Paraíso. Es un parque ni grande ni pequeño donde predomina el agua y la vegetación costera. Diseñado con muy buen gusto e inspirado en diversos hábitats tiene como principal atractivo los estanques y canales.

Muy limpio y perfecto para dar un paseo o montar en bici, así como ver y aprender sobre las distintas especias de plantas que habitan en el parque.

Jardín del Museo del Romanticismo

Encontramos un coqueto jardín, cercano a una cafetería, que encaja a la perfección en el perfil de los rincones secretos que estamos repasando ya que es imposible verlo desde fuera. El Café del Jardín, un oasis en el patio del Museo del Romanticismo, palacete del siglo XVIII convertido en remanso de paz a dos pasos de la calle Fuencarral.

En él puedes desconectar, relajarte o charlar, mientras degustas un excelente café o saboreas tartas caseras. El pequeño oasis en la viva Malasaña que ofrece tres deliciosas variedades es sus desayunos especiales, que se disfrutan sentados en sus mesitas escuchando el murmullo de una fuente de época como sonido de fondo y rodeados de hiedras y magnolios.

Jardines Olivar de Castillejo

El intelectual José Castillejo promovió a principios del siglo XX el traslado de residencia a las afueras de Madrid. Es un jardín que conserva más de un centenar de árboles y arbustos, entre olivos, almendros, granados, membrillos, madroños, jaras, retamas, etc.

La formación de este jardín singular es sorprendente pues mantiene la antigua costumbre de labrar las proyecciones de copas de los enormes olivos dejando sitio al resto de las especies en los bordes no labrados entre olivo y olivo y los bordes de los caminos. Tiene un gran valor histórico, ya que fue el lugar donde acampó Napoleón en plena Guerra de la Independencia y un lugar estratégico para las defensas aéreas de Madrid durante la Guerra Civil.

Jardines del Templo del Debod

El Templo de Debod es uno de los grandes tesoros que esconde Madrid. Se trata de un templo egipcio instalado en el Parque del Cuartel de la Montaña, cerca de la Plaza de España. El templo fue donado a España por el gobierno egipcio para evitar que quedara inundado tras la construcción de la gran presa de Asuán.

El Templo de Debod fue inaugurado el 20 de julio de 1972 tras dos años de reconstrucción. Los jardines son un lugar perfecto para un picnic o un paseo romántico ya observar el atardecer desde allí es precioso.

Jardines del Palacio Príncipe del Anglona

En pleno corazón de Madrid se encuentra una de las joyas verdes más sorprendentes, tanto por su ubicación como por lo desapercibido que pasa para los que pasan sin observar con cuidado.

Se encuentra en la plaza de la Paja, en la zona del Madrid de los Austrias, es uno de esos rincones escondidos Madrid. Originalmente el Jardín del Príncipe de Anglona, neoclásico con elementos de tradición española de jardín andaluz, posee una ordenación en perspectiva apoyada en la vegetación y el agua, elementos autónomos dentro del conjunto.

El Jardín se halla adosado al Palacio del Príncipe de Anglona, edificio construido en el siglo XVI aunque restaurado en su totalidad en 1802. El Jardín y el Palacio recogen este nombre porque uno de sus habitantes más prestigiosas fue Pedro de Alcántara Téllez-Girón y Pimentel, príncipe de Anglona y miembro de la Casa de Osuna, que destacó como militar en la Guerra de la Independencia española.

La Rosaleda del Parque del Oeste, el jardín de Ramón Ortiz

La rosaleda fue construida por el jardinero Mayor de la Villa, Ramón Ortiz Ferré, se sitúa en la parte más baja de los jardines del Parque del Oeste, muy cerca de la Estación del Norte y la Escuela de Cerámica.

El jardín está diseñado en base a polígonos formados por rosales de distintos colores y fragancias, los rosales están identificados por su variedad y procedencia. Es un lugar muy bello con una fuente monumental realizada por Lucio Oñoro, con una hermosa escultura trazada por Federico Coullaut Valera.

En estos jardines, el Ayuntamiento celebra durante el mes de mayo un Concurso Internacional de Rosas, iniciado por iniciativa de Ramón Ortiz, y al que se presentan ejemplares de todo el mundo.

Parque Quinta de los Molinos

El Parque de la Quinta de Los Molinos se encuentra en el barrio de Salvador en el distrito de San Blas-Canillejas de la ciudad española de Madrid. Es considerado un «parque histórico». El parque está dividido en dos zonas claramente diferenciadas: la zona norte con estilo romántico paisajista y la zona sur de carácter agrícola.

Los jardines cuentan con 20 hectáreas de almendros además con estanques, albercas, fuentes y dos molinos que dan el nombre a la finca: el Molino de la Casa del Reloj y el Molino de la Rosaleda de Palacio. Es una cita indispensable de la primavera madrileña desde que el parque es de acceso público a partir del año 1978.

Anuncios Google

Usamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada analizando tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies