El fiscal pide 22 años de cárcel a una mujer que mató a su exnovio incendiando la casa - MADRID ACTUAL

El fiscal pide 22 años de cárcel a una mujer que mató a su exnovio incendiando la casa

El fiscal pide 22 años de cárcel a una mujer que mató a su exnovio incendiando la casa
Compartir en whatsapp
 

El fiscal pide en sus conclusiones provisionales veintidós años de prisión para Francisca E.H. por causar la muerte de su excompañero sentimental incendiando su vivienda de Colmenar Viejo (Madrid) cuando se encontraba durmiendo en la madrugada del 12 de septiembre de 2011.

La Audiencia Provincial de Madrid ha señalado el juicio por esta causa para el próximo jueves y la acusada se sentará en el banquillo como presunta autora de los delitos de asesinato y de incendio, informa el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunidad madrileña.

Este juicio ya fue celebrado en la Audiencia Provincial y el jurado popular absolvió a Francisca E.H..

Sin embargo el TSJ de Madrid anuló ese veredicto porque no daba respuesta a la propia confesión de la acusada en una sentencia que más tarde ratificó el Tribunal Supremo, que ordenó la repetición del juicio con jurado con un magistrado distinto.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía la acusada provocó sobre las doce y media de la noche de la fecha referida un incendio en la citada vivienda de Colmenar Viejo con la intención de acabar con la vida de H.E.H., con quien había mantenido una relación sentimental y de convivencia durante todo el año 2010.

Añade que la mujer inició el fuego a sabiendas de que su víctima dormía y de que por tanto no podía defenderse.

Para su acción la acusada empleó gran cantidad de gasolina que roció por todas las dependencias de la casa, la prendió hasta en siete focos para asegurar su objetivo y huyó precipitadamente del lugar, siempre según el fiscal.

El hombre falleció por parada cardiorrespiratoria por probable anoxia por inhalación de humo y las fuertes llamaradas que se propagaron por todo el inmueble, dando que el incendio alcanzó grandes proporciones, se podrían haber extendido a las fincas colindantes habitadas por su vecinos de no haber sido por la rápida intervención de los bomberos.

En el momento de los hechos la procesada sufría un episodio depresivo moderado y un trastorno compulsivo de la personalidad determinante de una merma grave de sus capacidades cognitivas y volitivas pero no de su anulación.

La Fiscalía aplica para pedir dicha pena la circunstancia agravante de parentesco y la eximente incompleta de alteración psíquica.

 

Anuncios Google