Álex Abrines firma, entre abucheos, un buen debut en la derrota de Oklahoma - MADRID ACTUAL

Álex Abrines firma, entre abucheos, un buen debut en la derrota de Oklahoma

Álex Abrines firma, entre abucheos, un buen debut en la derrota de Oklahoma
Compartir en whatsapp
 

Madrid, 3 oct.- El internacional español Álex Abrines debutó con los Oklahoma City Thunder de la NBA en un amistoso que ganó el Real Madrid (142-137), en el que fue recibido entre silbidos por una afición que no le perdonó su pasado barcelonista y en el que completó una buena actuación con cuatro triples en cinco intentos.

El alero balear saltó a la pista a los tres minutos y medio de juego, con 12-18 a favor de su equipo, entre pitos de una afición blanca que llenó el Barclaycard Center, en el que también se escucharon algunos aplausos.

En sus primeros minutos como jugador NBA y luciendo en su camiseta el dorsal número 8 coincidió en la pista con Domantas Sabonis, de quien ya fue compañero cuando ambos militaban en el Unicaja.

Hasta el final del primer cuarto el balear aportó poco y los pitidos se repitieron cada vez que le llegaba el balón, algo a lo que ya se acostumbró cuando visitaba Málaga con el FC Barcelona.

Se estrenó con un triple desde la esquina al comienzo del segundo cuarto en el primer lanzamiento que intentó, tras lo que fue sustituido por su entrenador, Billy Donovan, y ya no volvió a jugar antes del descanso.

En total, en la primera parte disputó 8.49 minutos y anoto tres puntos en su único lanzamiento a canasta.

No jugó en el tercer cuarto, cuando el Real Madrid se fue acercando en el marcador a los subcampeones de la conferencia Oeste, y regresó a la pista nada más empezar el último otra vez entre abucheos y cuando los Oklahoma solo ganaban de siete puntos.

Su segundo triple de la noche, cuando el Real Madrid estaba a seis, alivió la situación de su equipo a siete minutos y medio del final. Falló el tercero poco después, aunque no se amilanó y encadenó otros dos lanzamientos desde el perímetro en los igualados instantes finales del tiempo reglamentario.

En la prórroga que forzó un triple final de su compañero de selección Sergio Llull, Abrines no logró anotar, sellando su primera actuación con la franquicia estadounidense con doce puntos.

En el que será su segundo partido con su nueva camiseta -este miércoles ante el Barcelona Lassa en la Ciudad Condal- Abrines espera un mejor recibimiento y "ningún rencor" porque confía en que los aficionados hayan entendido su marcha a la NBA.

"Espero que me acojan bien -explicó este domingo- sé que seguramente les fastidió que saliera, pero creo que también entendieron que era la oportunidad que tenía de dar el salto a la NBA y probar suerte. Así que creo que no habrá ningún tipo de rencor".


Anuncios Google