El Ayuntamiento de Madrid quiere devolver al Manzanares su lado ‘salvaje’ - MADRID ACTUAL

El Ayuntamiento de Madrid quiere devolver al Manzanares su lado ‘salvaje’

El Ayuntamiento de Madrid quiere devolver al Manzanares su lado ‘salvaje’
Compartir en whatsapp

Las primeras obras que el Ayuntamiento de Madrid llevará a cabo en la ribera del río Manzanares para devolver al cauce una apariencia más natural, atraer animales, y cambiar la imagen actual de río 'enjaulado' entre paredes de hormigón supondrán una inversión de 1,2 millones de euros durante el 2017.

La delegada madrileña de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, y el coordinador del área de Agua de Ecologistas en Acción, Santiago Martín, han presentado este proyecto con el que el Ayuntamiento aspira a devolver el protagonismo al Manzanares en una ciudad que hasta ahora "vivía de espaldas al río", ha dicho Sabanés.

En base a un plan de Ecologistas en Acción, el equipo de Manuela Carmena pretende actuar en un primer tramo del río de 1,3 kilómetros, comprendido entre el puente de los Franceses hasta el de la reina Victoria, y en función del resultado podrá intervenir también en el resto de zonas urbanas.

Para abordar este proceso de "renaturalización" se instalará una barandilla y se quitará la parte superior de la actual escollera para sustituirla por tierra vegetal y plantar sobre ella 16.800 vegetales (unos 3.200 arbustos, 1.200 árboles y 12.400 estaquillas de sauce).

Paralelamente, se eliminarán las especies invasoras que ahora campan en el río.

No obstante, para poder acometer esta intervención en las escolleras es necesario contar primero con el visto bueno de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT).

El Ayuntamiento ha solicitado el permiso y está a la espera de que este organismo lo conceda, según ha explicado hoy a los periodistas el coordinador general del área, José Antonio Díaz Lázaro.

Tras exponer en el puente de los Franceses los planes municipales para mejorar el río mediante obras, Inés Sabanés se ha dirigido junto a los periodistas al puente del Rey, donde ya se han hecho visibles los cambios provocados por la apertura de las presas, que antes conferían al Manzanares una apariencia de río caudaloso.

Seis meses después de abrirse las compuertas de las presas -de la número 4 a la 9- la naturaleza ha tomado el río, que "se ha convertido en un elemento vivo, dinámico y natural", explica Santiago Martín, de Ecologistas en Acción.

Y con esa "explosión" se han formado isletas de vegetación y han llegado hasta el río garzas, garcetas y gallinetas atraídas por la presencia de más cantidad y variedad de peces, pues mientras que antes solo había carpas y peces gallo ahora se pueden encontrar también colmillejas, alburnos y barbos.

Santiago Martín asegura que el comportamiento del río ha sido mucho mejor del esperado y mantiene su apuesta de que si el proyecto avanza a este ritmo, "antes de 2019 llegarán las nutrias a la ciudad".

Pero esa naturalización del río ha conllevado, entre otras cosas, que los piragüistas y remeros que hasta este verano entrenaban en el río a su paso por la ciudad se hayan quedado sin agua donde remar.

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, considera un "absoluto disparate" que el Gobierno municipal haya quitado caudal al río Manzanares.

"A nuestro aprendiz de río se le ha quitado lo esencial, que es el agua. Se le ha impedido tener un caudal ecológico, algo por lo que hemos estado luchando muchísimos años los madrileños", ha dicho Aguirre hoy en su visita a las instalaciones de la Federación Madrileña de Remo, a orillas del río.

Ante estas críticas, el coordinador general del área de Medio Ambiente sugiere que "la solución para los remeros sería que pudiesen entrenar en el embalse del Pardo" como varios colectivos "piden desde hace más de 50 años", aunque el Ayuntamiento está estudiando otras alternativas.

Según ha dicho la delegada, "temporalmente podrán usar" sus instalaciones en el río, pero antes debe repararse la compuerta número 9, que está ahora abierta por un problema técnico que debe ser resuelto.

"Hemos trabajado en un proyecto que esperamos que tenga un impacto en la vida de la ciudad: vamos a transformar nuestro río", se ha felicitado Inés Sabanés.

 

Anuncios Google