La consultora KPMG asegura que ningún comité de Caja Madrid aprobó las tarjetas opacas - MADRID ACTUAL

La consultora KPMG asegura que ningún comité de Caja Madrid aprobó las tarjetas opacas

La consultora KPMG asegura que ningún comité de Caja Madrid aprobó las tarjetas opacas
Compartir en whatsapp
 

Un informe realizado por la consultora KPMG a petición de Bankia y presentado ante el Tribunal que juzga el uso irregular de tarjetas opacas de Caja Madrid concluye que éstas no fueron aprobadas por ningún comité, que fueron emitidas fuera del circuito y que no constituían "forma alguna de remuneración".

El informe, fechado por KPMG el pasado 23 de septiembre y al que ha tenido acceso Efe, fue aportado ese mismo día por Bankia a la Audiencia Nacional, que juzga a 65 exdirectivos y exconsejeros de Caja Madrid y Bankia por el uso irregular de estas tarjetas, con las que desembolsaron algo más de doce millones de euros.

El documento señala que la emisión de estos plásticos se llevó a cabo "sin regulación contractual alguna y sin someterse a procesos de control y fiscalización", por lo que no pudieron constituir ninguna forma de remuneración.

Según el documento, no fueron solicitadas por Recursos Humanos "ni hay pruebas de que fueran aprobadas por el Comité de Medios ni por ningún otro órgano de gobierno".

Asimismo, y por lo que respecta a los más de doce millones de euros desembolsados, apunta que "no fueron soportados o justificados conforme a los requisitos establecidos".

El documento ratifica una vez más los principales argumentos utilizados por las acusaciones desde la fase de instrucción de esta pieza separada del caso Bankia, iniciada en 2014 después de que la auditoría interna de la entidad detectase y denunciase la existencia de estas tarjetas.

En su escrito de acusación, la Fiscalía Anticorrupción ya señalaba al expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa por consagrar "una suerte de sistema retributivo que carecía de todo amparo legal, previsión estatutaria, soporte en los correspondientes contratos mercantiles o de trabajo o respaldo en acuerdos formalizados o decisiones adoptadas por los órganos de administración".

El fiscal del caso, Alejandro Luzón, continuaba su narración asegurando que con el fin de dotar de la "necesaria opacidad" a las tarjetas, éstas "fueron emitidas al margen del circuito ordinario de solicitud, aprobación, emisión y cancelación".

Un relato que ahora Bankia respalda con un último informe pericial que ha despertado la polémica, especialmente entre las defensas, que en las cuestiones previas solicitaron a la sección cuarta de la sala de lo Penal que este documento quedase excluido como prueba al tratarse de un trabajo eminentemente jurídico.

Idéntica postura a la mostrada por el fiscal Luzón, que calificó al informe de "seudopericia que no habilita a su autor a ilustrar a la sala sobre cuestiones jurídicas que ya deberíamos conocer".

El Tribunal resolverá en la próxima sesión del juicio, programada para el próximo viernes, si incorpora o rechaza el documento, antes de que comiencen los interrogatorios de los acusados.

 

Anuncios Google