Estudian el vinagre de madera como sustituto al herbicida químico glisofato - MADRID ACTUAL

Estudian el vinagre de madera como sustituto al herbicida químico glisofato

Estudian el vinagre de madera como sustituto al herbicida químico glisofato
Compartir en whatsapp
 

Investigadores de la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) trabajan para comprobar si el vinagre de madera, un producto que se obtiene de restos de madera de poda, podría sustituir a herbicidas químicos como el glifosato.

El estudio se plantea a raíz de que la Organización Mundial de la salud (OMS) clasificara el glifosato como una sustancia "probablemente cancerígena" en marzo de 2015, ha señalado la UAH en una nota de prensa.

Para la retirada del producto, uno de los más usados para matar las malas hierbas en jardines, cunetas o parques públicos, la Unión Europea ha establecido una moraratoria de siete años en lo que se refiere a las prácticas agrícolas y ganaderas.

El investigador de la cátedra de Medio Ambiente de la Fundación General de la UAH Juan Luis Aguirre subraya el hecho de que el estudio apueste por la sustitución del glisofato por una sustancia completamente orgánica, como es el líquido que se obtiene de la destilación seca de la madera.

"Hay referencias de su uso como herbicida natural desde la antigüedad, pero casi no hay estudios científicos sobre la eficacia de este vinagre como herbicida y es lo que pretendemos hacer", explica.

Las ensayos, que se están llevando a cabo en tramos de carretera, tendrán una duración aproximada de nueve meses, periodo en el que se comprobará la eficiencia del producto como herbicida sin que tenga efecto negativo sobre especies de fauna ni sobre el suelo.

A partir de las concentraciones usadas, estudiarán también si vinagre de madera puede favorecer la absorción de nutrientes del suelo y el enraizamiento, acelerando la germinación, así como ayudar al desarrollo de los microorganismos que mejoran el suelo y la calidad del abono orgánico.

En la realización de la investigación, la UAH colabora con el Centro de Química Aplicada y Biotecnología (CQAB).

El estudio forma parte de las investigaciones del Clamber Castilla-La Mancha 'Bio Economy Region' de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, un proyecto financiado con fondos europeos.

El objetivo inicial del proyecto es convertir la biomasa forestal, es decir, los materiales vegetales procedentes de operaciones como la poda y las limpiezas forestales, en bioproductos de última generación: biocombustibles, fenoles de uso industrial, biobetunes para bioasfaltos o biochar, conocido también por el nombre de carbón biológico.

 

Anuncios Google