Simancas: Marjaliza ha dejado claro por qué me impidieron gobernar en 2003 - MADRID ACTUAL

Simancas: Marjaliza ha dejado claro por qué me impidieron gobernar en 2003

 
Compartir en whatsapp

El que fuera líder de los socialistas madrileños Rafael Simancas cree que el "corrupto confeso" David Marjaliza ha dejado claro esta semana con su declaración ante el juez por qué la "mafia" de la trama Púnica impidió un gobierno presidido por él en la Comunidad de Madrid en el año 2003.

Simancas, que se refiere a este asunto en un artículo titulado "Marjaliza aclara por qué no me dejaron gobernar en 2003" que publica la web de la Fundación Sistema, defiende trece años después de lo que se conoció como el "tamayazo" la misma tesis que mantuvo entonces: que los que se beneficiaban de la "corrupción generalizada" que había en Madrid "compraron" a los diputados socialistas Tamayo y Sáez para que no cambiara el gobierno.

"¿Cómo iban a dejarnos gobernar? Hubiéramos frustrado el botín de aquella 'época loca' que con tanta precisión y con tanta desvergüenza describe en estos días el corrupto Marjaliza en sede judicial", señala el diputado del PSOE, que se recuerda a sí mismo cuando estuvo a punto de gobernar con IU como un joven de apenas 36 años que se había dado a conocer precisamente por perseguir la corrupción en el Ayuntamiento de Madrid.

Tras sostener que el "régimen madrileño" era a finales del mandato de Alberto Ruiz-Gallardón un "régimen al servicio de corruptos, corrompidos y corruptores", Simancas reconoce que le "duele" que el partido que gobernó aquella "época loca" siga gobernando la Comunidad de Madrid y que "algunos de los protagonistas de aquellas 'locuras' sigan en activo, como si la cosa no fuera con ellos".

"Buscaron la manera de frustrar aquel Gobierno, con el método que mejor conocían, con la compra mafiosa de las voluntades. Y para nuestra vergüenza encontraron dos sujetos dispuestos a corromperse con ellos", sostiene Simancas, más de una década después de arremeter en sus mítines contra lo que él denominaba la "mafia del ladrillo".

A los que le dicen que sigue "sangrando por la herida", replica que la herida que más le importa es la de los madrileños.

"¿Cuántos recursos robados podríamos haber dedicado a crear buenos empleos ? ¿Cuántas mordidas millonarias podríamos haber invertido en mejorar la vida de hombres, mujeres, niños, jóvenes, mayores, en la educación, en la sanidad, en los servicios sociales, en la atención a la dependencia? ¿Cuántas privatizaciones y cuantas recalificaciones mafiosas hubiéramos podido evitar en interés de todos? Esa es la herida que duele, sí", argumenta.

No obstante, su mensaje final es de "esperanza" para los suyos, ya que señala al equipo "preparado", "honesto" y "valiente" de Ángel Gabilondo como continuador de su apuesta por un "futuro de desarrollo, justicia y decencia para Madrid".

 

Anuncios Google