Ahora Madrid muestra su "felicidad" por la reforma del Edificio España - MADRID ACTUAL

Ahora Madrid muestra su "felicidad" por la reforma del Edificio España

Archivado en:
Ahora Madrid muestra su "felicidad" por la reforma del Edificio España
Compartir en whatsapp

La portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, ha pedido a los periodistas que constase "en acta" la "felicidad" del equipo de Gobierno de Ahora Madrid porque los trabajos de remodelación del Edificio España "de acuerdo con la normativa" vayan a empezar "en breve".

"¿Nadie va a preguntar sobre Wanda hoy? Entonces, conste en acta la felicidad de este equipo de Gobierno", ha pedido Rita Mestre al término de la rueda de prensa de la Junta de Gobierno, la primera desde que se conoce que el grupo inversor Wanda confirmó su intención de construir un hotel en el emblemático edificio de la plaza de España sin echar abajo la fachada, como exigían en un primer momento.

El grupo chino Wanda se ha comprometido a seguir adelante con el proyecto de rehabilitación del histórico rascacielos en una carta remitida a la alcaldesa Manuela Carmena, según anunció ayer el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, quien remarcó que no hayan hecho falta "entreguismos ni cambios de leyes".

La portavoz municipal ha anunciado que la Junta de Gobierno del próximo jueves evaluará el estudio de detalle presentado por el Grupo Wanda, ante lo que ha valorado: "Estamos muy contentos de que así sea".

Tras un amago de abandono del proyecto, el Ayuntamiento negociaba de nuevo con el grupo chino para que no renunciase a construir un hotel en el emblemático rascacielos ubicado en la céntrica Plaza de España de la capital, un proyecto que sigue adelante tras semanas de incertidumbres después de que el grupo inversor haya pedido al Ayuntamiento un escrito con todos los trámites necesarios para seguir las obras.

"Debo decirles que ha respondido a esta carta satisfactoriamente y esperamos que el proyecto urbanístico se desarrolle en breve de forma satisfactoria para la ciudad y para todos los madrileños", anunció ayer Calvo en una comisión en la que el concejal del PP le acusaba de haber "claudicado" para permitir echar abajo la fachada.

Los directivos de Wanda confirmaron a la propia Carmena en una reunión que tuvo lugar a principios de marzo su intención de quedarse en Madrid y desarrollar su proyecto para el edificio España, después de semanas de especulaciones sobre el posible abandono del proyecto, motivadas en parte por el cierre de la sede del grupo chino en la capital española.

Desde entonces, el Ayuntamiento y Wanda acordaron abrir una "nueva" negociación para abordar los desencuentros, principalmente la disputa sobre la protección del edificio: la empresa quería desmontar la fachada de poniente y los laterales y luego reconstruirla mientras que la corporación exigía mantenerla intacta por su valor histórico y simbólico para la ciudad.

El equipo de Gobierno de Ahora Madrid siempre ha mantenido que Wanda compró el edificio en el verano de 2014 -con el objetivo de poner en marcha un hotel, un centro comercial y viviendas- a sabiendas de que el inmueble estaba entonces protegido con un nivel 3 parcial por su valor histórico-artístico, lo que impedía tirarlo abajo.

Poco después, la Comisión local de patrimonio histórico -en la que participan la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid- accedió a rebajar su blindaje para favorecer la puesta en valor de un edificio muy degradado debido a su inactividad, pero obligando a respetar la fachada.

Pero el pasado mes de julio Wanda pidió al Ayuntamiento, entonces ya gobernado por Ahora Madrid, tirar la fachada alegando motivos de seguridad, una propuesta que rechazó el Consistorio esgrimiendo varios informes que sostenían que se podía reformar el edificio sin llegar a ese extremo.

En el marco temporal de esas controversias y las especulaciones de que el grupo chino renunciaba al proyecto se conoció el cierre de Wanda Development Madrid, la filial de la compañía que abrió en España con el objetivo de remodelar el rascacielos, y el despido de una veintena de empleados.

Pero la posterior reunión con Carmena, primero; y la misiva conocida hoy suponen la activación de la operación de rehabilitación.

Ahora, en las próximas dos o tres semanas se conformará un equipo técnico con integrantes de empresa y administración para comenzar a definir las actuaciones, y la Junta de Gobierno de la semana que viene deberá dar el visto bueno a la aprobación inicial del proyecto para abrir un periodo de información pública.

Anuncios Google