“Todo irá bien”, la última comedia de José Manuel Carrasco en el Fernán Gómez - MADRID ACTUAL

“Todo irá bien”, la última comedia de José Manuel Carrasco en el Fernán Gómez

“Todo irá bien”, la última comedia de José Manuel Carrasco en el Fernán Gómez
Compartir en whatsapp

"Todo irá bien", la última comedia de José Manuel Carrasco, llega al Fernán Gómez tras el éxito cosechado en el circuito off madrileño de la pasada temporada. La obra, una comedia dramática llena de enredos, cuenta la historia de una generación "dormida", una generación que ahora no tienen las herramientas suficientes para enfrentarse a la crisis, al paro, a la vida.

Con motivo de la celebración del Día Mundial del Teatro, Madrid Actual ha entrevistado a las protagonistas de esta comedia; Pilar Bergés y Laura Barceló.

P.- ¿Cuándo empezasteis en el mundo del teatro?

Pi.- Yo he sido muy payasa desde siempre. Yo he tenido la suerte que mis padres me han llevado mucho al teatro y al cine y yo siempre pensaba ¿qué se sentirá estando ahí? En las funciones del cole participaba, cuando llegué a la universidad hicimos "La Casa de Bernarda Alba" y cuando acabé la carrera dije ya he cumplido con la sociedad y ahora voy a ampliar conmigo y me vine a Madrid a estudiar.

L.- Mi relación con el teatro era lo típico de que vas con el cole, pero yo sentí la llamada del escenario a través del flamenco. Estuve ocho años en una compañía en el Teatro Flamenco y luego estudié derecho y dejé de lado lo artístico. Al acabar fue cuando dije que quería retomarlo y enfocarlo más hacia el teatro. Esa fue la llamada, buscar realmente lo que me hacía feliz, lo que sentía que quería contar, que quería aportar.

P.- Seguro que tenéis predilección por algún/a actor/actriz ¿cuáles son vuestros referentes?

Pi.- Consuelo y Susi son un total referente; un referente de como tener una vida en el arte. También te puedo decir actrices como Meryl Streep porque cada cosa que hace es superinspiradora, pero algo más próximo a nosotras Consuelo y Susi.

L.- Para mí, sin lugar a dudas, mis actrices son Susi Sánchez; tiene una verdad y un agarre, una potencia que me parece sublime, y Consuelo Trujillo, que para mí es mi maestra a todos los niveles. Tiene una sensibilidad y una entrega que es inspiradora y es como reconfortante. Esa es la estela que sigo y en la actriz que quiero llegar a ser con mi personalidad y mi esencia.

P.- Dentro del mundo artístico ¿cuáles son vuestras metas?

Pi.- Para mí el sueño básicamente es trabajar en esto. Para mí el sueño es poder dejar de trabajar en otras cosas y trabajar como actriz y hacer una gira.

L.- Yo quiero actuar en el María Guerrero, me fascinaría. Pro estoy feliz actuando en un microteatro, en esta sala, en La Trastienda y en el Teatro Larra. Lo que quiero como actriz es seguir contando historias que aporten algo a la sociedad.

P.- "Todo irá bien" es una comedia trágica que bien podría narrar una situación cotidiana de nuestros días. ¿Qué nos podéis contar de vuestros personajes?

Pi.- La obra va sobre treintañeros, algo que no es costumbre que estén en los escenarios. Son de extractos sociales muy humildes y tienen problemas muy comunes. Mi personaje, Pilar, cumple 30 años y se para a pensar y ve que la vida que tiene no es la que quiere o que no es lo que pensaba que iba a tener. Básicamente son las vicisitudes de la vida de unos treintañeros de una gran ciudad y de cómo deciden tomar las riendas de su vida.

L.- Carmen, que es el personaje que yo interpreto, es una treintañera también que es un poco cabeza de familia de su padre y hermano y es una luchadora. Para mí "Carmencita es el personaje que representa un poco la fidelidad hacia los suyos, con sus amigos y no sé si la fidelidad con una misma también.

P.- ¿Por qué recomendaríais la obra?

Pi.- Yo creo que es una obra con muy buen guion, con una buena dirección y con cuatro actores que luchamos mucho por dar un buen espectáculo y que luchamos cada actuación como un combate de boxeo...Me parece una joyita.

L.- Lo más importante para mí es que es una obra para todos los públicos, bueno, a partir de 13 (años) por esa cosa del lenguaje. Es una obra que ha funcionado muy bien con un instituto porque reconocían los personajes, y también funciona con gente de más edad. Nuestros personajes están inspirados en persona que ahora tienen 60 (años); la madre y la tía del director. También porque creo que son personajes que no suelen estar en el teatro. No vemos muchas carteras en el teatro, cajeras de supermercado o profesores de instituto, y eso para mí le da verdad.

P.- ¿Creéis que las iniciativas llevadas a cabo por las instituciones son las suficientes para potenciar la cultura?

Pi.- No hay ayudas, está siendo muy difícil. Parecen que no quieren la cultura, que no abogan por nosotros. Nosotras hemos estado en un punto más actoral en este proceso, pero nuestro director, que se ha encargado de la producción, ha luchado como problema tras problema. No hay ninguna mano que te ayude. Hay mucha leyenda urbana con esto de las ayudas.

L.- Yo no he estado jamás en ningún proyecto que haya recibido una ayuda, en danza tampoco. No sé si están en otra liga, si tienes que ser amigo de alguien. Para mi hay algo desolador; que no hay ministerio como tal. Hay que dar un espacio a la cultura, básicamente porque es imposible que un ministerio gestione tantas cosas. Ahí ya se está viendo directamente el poco valor que se le está dando a la cultura. A veces cuando se reclama la cultura parece que es algo como que estoy reivindicando mi puesto de trabajo, que también, pero estoy convencida de que la cultura es algo imprescindible.

P.- El día 1 de abril se celebrará en la capital el día mundial del teatro. Con motivo de esta celebración se realizarán descuentos de hasta un 25% de descuento en las entradas. ¿Creéis que esta medida acerca al público más al teatro?

Pi.- La verdad es que ayuda. Aparte es que la gente ahora no tiene dinero y lo primero que se está quitando es ir al teatro, ir a conciertos...estas cosas que a la gente le gusta llamar de superfluas.

L.- Yo quiero creer que sí, aunque es la pescadilla que se muerde la cola. Cuando desde el gobierno se le da poca importancia a nivel personal también se le da poca importancia. Los partidos de fútbol no se han visto nada resentidos, con entradas de precios estratosféricos. También es responsabilidad de la sociedad. Nosotras estamos encantadas de participar en la noche de los teatros porque lo que queremos es que la obra llegue, y contribuir a que esto crezca. Aceptamos y fomentamos que esto surja, pero no es la solución; el abaratar no es la solución.

Anuncios Google