Eduardo Aldán abandona el humor para asustar con "No tengas miedo" - MADRID ACTUAL

Eduardo Aldán abandona el humor para asustar con "No tengas miedo"

Archivado en:
Eduardo Aldán abandona el humor para asustar con "No tengas miedo"
Compartir en whatsapp

Madrid, 22 mar.- Tras diez años de éxito con "Espinete no existe", Eduardo Aldán quiere cambiar las risas del público por el terror con "No tengas miedo (Sólo es un espectáculo)", que ha escrito y en la que dirige a un elenco encabezado por José Lifante.

En el Teatro Infanta Isabel de Madrid del 31 de marzo al 3 de junio, promete "no ser un espectáculo al uso", en el que la propia sala se convierte en protagonista de una historia que mezcla realidad y ficción, lo decimonónico y actual, y que tiene como trasfondo el incendio que destrozó el edificio en 1909 y que costó 66 vidas.

"No hay nada de sangre, es puro terror psicológico, todo es sugerencia. Y lo que queremos es que la gente descubra que el miedo es un artificio de nuestra mente, que se puede quitar. El único miedo que hay es a tener miedo", ha explicado hoy durante la presentación Aldán.

Para que el miedo se propague entre el público, la trama y los actores estarán apoyados por efectos especiales y otros recursos que evocan el mejor teatro de máquinas de Enrique Rambal, ha comentado José Lifante, que defiende que el terror, aunque no muy explotado en el teatro, gusta porque "la gente sabe que lo que ocurre no es real y tras sentirlo se puede marchar tranquilamente a tomar una caña".

Lifante, que sí se ha prodigado en este género en el cine y la televisión, ejercerá de maestro de ceremonias en "No tengas miedo", sirviendo de hilo conductor a tres historias protagonizadas por las "víctimas" Patricia Delgado, Ricardo Mata y Raúl Escudero, tres actores desconocidos "para que el espectador se pueda sentir más identificado con ellos", ha apuntado el director.

"Me meto en una historia de terror porque estoy harto de hacer feliz a la gente", ha bromeado un Aldán que aún no se ha despedido definitivamente de "Espinete" y que se ha confesado fan de Chicho Ibáñez Serrador y del género de terror.

Se ha inspirado en los grandes magos del siglo XIX para diseñar la escenografía y los efectos especiales, ya que "innovaron muchísimo en la técnica del teatro".

"Yo también soy mago. Desde pequeño la magia y el terror me encantan y por fin los puedo sacar", ha confesado el también actor, quien ha transformado el escenario para integrarlo en la platea y hacer al público más partícipe.

Aunque no han querido desvelar muchos detalles de la obra para no perjudicar el factor sorpresa, sí han dicho que en algún momento los espectadores serán invitados a participar en una sesión de espiritismo para invocar a un espíritu, el de una de las víctimas del fuego que arrasó el teatro.

Susurros, voces, luces, muñecos y otros elementos jugarán a favor de mantener el "ritmo" que requiere el género de terror que, "como la comedia, es cuestión de matemáticas: si le das un segundo más al chiste, ya no funciona".

Lifante vuelve al terror -reconoce que tuvo que dejar su Drácula para alejarse de esa imagen "y poder seguir trabajando- y al escenario, adonde se subió por última vez en 2010 con Esperanza Roy en "Tórtolas, crepúsculo y... telón", y ha reconocido que se trata de una obra "muy difícil desde el punto de vista técnico", que exige que los actores midan los tiempos al milímetro.

Eduardo Aldán, que también produce "No tengas miedo", reconoce que "no es la mejor época para estrenar, porque en Madrid, cuando llegan el sol y las terracitas, el teatro baja mucho", aunque confía en conseguir su objetivo de aterrorizar al espectador con una historia de miedo, del que "sólo la realidad es la peor competidora".


Anuncios Google