Ruta urbana: Madrid Bohemio (II) - MADRID ACTUAL

MADRID ACTUAL TE SUGIERE...

Ruta urbana: Madrid Bohemio (II)

Archivado en:
Ruta urbana: Madrid Bohemio (II)
Compartir en whatsapp

Seguimos con nuestros compañeros de viaje, Max Estrella y Don Latino de Hispalis en nuestro particular paseo por las calles de Madrid. Tras una parada, toca continuar con nuestra ruta.

RUTA

Tras la parada técnica, continuamos hacia la Plaza de Santiago, lugar en el que estaba el Palacio de Alfonso XIII, y Valle, como muchos jóvenes de su época, iban hasta allí, y colocándose justo debajo de su ventana empezaban a increparle.

En la Calle de Santa Clara, esquina Calle de la Amnistía, paramos y hacemos un pequeño homenaje a Larra, quien en el segundo piso del edificio que tenemos enfrente, murió tras una detonación. Algunos dicen que fue tras un disparo de pistola en frente de un espejo, otros que fue delante de sus hijos pequeños.

Continuamos nuestro recorrido hacia la Calle del Espejo. Nuestra segunda parada nos invita a adentrarnos en una pequeña taberna llamada Casa Boni en la que podemos disfrutar de objetos de época, así como fotos que nos ilustran aquel Madrid de la época de Valle-Inclán. Tras realizar la parada, Juan Carlos nos cuenta como Max Estrella y Don Latino de Hispalis acaban su peregrinaje de tabernas y deciden ir a la buñolería, o chocolatería San Ginés, y nosotros, junto con nuestros personajes, ponemos rumbo hacia ella.

La Chocolatería de San Ginés era un reclamo entonces, y lo sigue siendo a día de hoy. Cuando Max y Don Latino salen de la taberna de Picalagartos llegan a la buñolería a través de la calle Arenal. Cuando están atravesando esta calle, Max percibe que en el suelo hay arena y cristales rotos, sinónimo de que ha habido una algarada. Max, como no podía ser de otra forma, se junta a estos alborotadores y es detenido y llevado al Ministerio de Gobernación.

Antes de continuar nuestro paseo hasta el Ministerio de Gobernación, en la Puerta del Sol, paramos en la fachada del teatro Joy Eslava. Allí, Josefina, mujer de Valle-Inclán, actuó en varias ocasiones, y el escritor estrenó la Corte del Faraón. Además, ya que estamos al lado de la buñolería, Juan Carlos aprovecha y nos invita a degustar uno de los dulces más codiciados en la época; los huesos de San Expedito.

Llegamos a la Puerta del Sol. La multitud de personas nos hace que nos arremolinemos junto a la puerta del Ministerio de Gobernación. Nuestro personaje está en uno de sus calabozos, y su "lazarillo", Don Latino, espera su salida en la puerta de este, esperanzado en que los contactos que tiene nuestro particular compañero de ruta le dejen libre. Y así es, gracias a los contactos, Max Estrella puede salir de los calabazos, y que mejor forma de celebrarlo que continuar su peregrinaje por las tabernas.

Andamos un poco más y llegamos al Callejón del Gato; mítico paraje de Luces de Bohemia. Sus espejos nos hacen recordar aquella escena esperpéntica en la que Max y Don Latino veían el reflejo de la sociedad española de la época. Al igual que ellos, nosotros continuamos calle abajo, en dirección al Teatro Real.

Y así llegamos a Plaza de Santa Ana, nuestra última parada. Nuestro guía bohemio nos relata las últimas de Luces de Bohemia, rememorando el fallecimiento de Max en su portal abandonado por su amigo Don Latino y la escena en Picalagartos, cuando Don Latino cuenta que ha recibido "una herencia". Y allí, enfrente de la estatua de Federico García Lorca, acaba nuestro recorrido.

Una noche en la que evocamos a grandes escritores de la literatura, pero de la mejor manera posible; con un guía excepcional y Madrid como escenario.

Consulta aquí la primera parte de esta 'Ruta urbana: Madrid Bohemio'.

Anuncios Google