Los famosos que la liaron a bordo de un avión en 2015 - MADRID ACTUAL

Los famosos que la liaron a bordo de un avión en 2015

Los famosos que la liaron a bordo de un avión en 2015
Compartir en whatsapp
 

Los famosos parece que no aprenden y han seguido liándola en los aviones durante el pasado año 2015. Aunque algunas de las situaciones más bochornosas han sido provocadas por el exceso de alcohol, también ha habido bastantes casos en que la bebida no ha sido la causa de ciertos escándalos.

Como el que protagonizó hace solo unos días el diseñador de joyas y actor Waris Ahluwalia debido al turbante y la barba que siempre luce y que le dejaron en tierra, tras la negativa del personal de Aeroméxico a que abordara un avión con destino a Nueva York. El buscador de vuelos Jetcost ha seleccionado los escándalos más sonoros de algunas "celebrities" a bordo de los aviones durante el 2015.

Sarah Blackwood y su peligroso niño llorón


La cantante canadiense Sarah Blackwood fue expulsada en mayo de un avión de United Airlines que iba de San Francisco a Vancouver porque su bebé de 23 meses no dejaba de llorar.

Al parecer, cuando embarcaron el bebé había estado llorando durante un buen rato. "Fue uno de esos días donde yo estaba haciendo mi mejor esfuerzo para calmarlo, pero no lo lograba", dijo la cantante. En dos ocasiones, durante el tiempo en el que Sarah trataba de calmar a su hijo, dos auxiliares de vuelo, de la compañía United Airlines, le dijeron que debería calmar a su hijo y si no lo lograba, "deberían abandonar el avión".

A pesar de que le llevó bastante rato, Sarah consiguió calmarlo e incluso dormirlo, pero ya era demasiado tarde, el avión había dado la vuelta y un auxiliar de vuelo le pidió a la cantante que abandonara el avión con su hijo. La cantante cuenta que no quiso montar un escándalo y solo le pidió a la azafata que "no hiciera eso". Sin embargo, la auxiliar le contestó que "el personal no se siente seguro en el avión con su hijo".

La compañía ha explicado en un comunicado que "La tripulación tomó la difícil decisión de expulsar a la señora Blackwood y a su hijo por cuestiones de seguridad. A pesar de las numerosas peticiones, el niño no estaba sentado, como lo requiere la regulación federal para garantizar la seguridad de pasajeros, y estuvo varias veces en el pasillo de la aeronave antes de la salida y durante el rodaje. Mientras nuestros equipos trabajan para hacer el viaje seguro y cómodo para todos los viajeros, en particular para las familias, el equipo tomó la decisión adecuada de volver por seguridad."

Kate Moss con un par de copas de más


Hacía tiempo que Kate Moss parecía que se había reformado y había dejado de proporcionar titulares a los medios por sus escándalos, pero en junio la volvió a liar y acabó expulsada por la policía de un avión en el aeropuerto londinense de Luton por su mal comportamiento.

El incidente tuvo lugar en un avión de la línea de bajo coste EasyJet que cubría la ruta Bodrum (Turquía) – Londres. Por lo visto, según señaló la policía en un comunicado: "Se necesitó la presencia policial para ayudar al personal del aeropuerto a escoltar a un pasajero de un vuelo que había llegado al aeropuerto de Luton. Se denunció que la pasajera tuvo mala conducta durante el vuelo, por lo que los agentes escoltaron a la pasajera fuera del avión. No se presentó una queja formal contra ella ni fue arrestada".

Por su parte, EasyJet confirmó que la policía acudió al avión ya que: "no tolera mal comportamiento y siempre denunciará cualquier incidente a las autoridades". Aunque tampoco dieron más detalles de los incidentes protagonizados por Kate Moss durante el vuelo.

Según algunos testigos, la modelo británica de 41 años que volvía con unos amigos de celebrar el 50 cumpleaños de Sadie Frost, actriz y ex mujer de Jude Law, insultó al piloto llamándole "basic bitch", algo así como "palurdo" cuando era escoltada fuera del avión. "Estaba un poco borracha y tuvo una discusión con otro pasajero del vuelo cuando le negaron alcohol y entonces se sirvió su propio vodka de su equipaje de mano, pero no fue agresiva con nadie y fue realmente divertido" dijo uno de los pasajeros.

Lil Wayne y su cigarrillo de la risa


El rapero estadounidense Lil Wayne fue expulsado en julio de un avión privado en el aeropuerto de Fort Lauderdale, al norte de Miami (EE.UU.) tras encender un cigarrillo de marihuana minutos después del despegue.

El piloto del avión, que tuvo que volver al aeropuerto 17 minutos después del despegue, le había advertido al artista que no estaba permitido el consumo de la sustancia durante el vuelo, según informó la página de noticias TMZ. Sin embargo, Wayne no hizo caso a la advertencia y encendió el cigarrillo de marihuana junto con su grupo de amigos.

Azealia Banks con mucha prisa


La rapera Azealia Banks montó una buena bronca en septiembre a bordo de un avión que acababa de aterrizar en Los Ángeles, a donde viajaba desde Nueva York. El incidente se produjo después de que un pasajero francés bloquease el pasillo de salida mientras bajaba las maletas del compartimento de cabina. Durante esos momentos, la neoyorkina se impacientó hasta el extremo de acabar agarrando al hombre de la camisa, agredirle y escupirle.

Debido al cariz que estaba tomando la discusión, un miembro de la tripulación de cabina se acercó a la artista para intentar calmarla, lo que hizo que ésta se enojara más, hasta el extremo que acabó llamándole "puto maricón" en una reacción que fue muy duramente criticada en las redes sociales. A pesar del incidente, la cantante pidió perdón a través de un mensaje en su cuenta de Twitter y quiso demostrar que no es homófoba: "Yo soy bisexual. Mi hermano es transexual. Todos mis empleados son gays. Nada más que decir".

Samantha Fox con más equipaje y copas de las permitidas


A la exuberante y famosa cantante de los 80, Samantha Fox, no le permitieron subir a bordo de un avión en octubre por encontrarse en evidente estado de embriaguez y, además, montar una bronca con el personal de cabina, según el tabloide británico The Sun.

Por lo visto la cantante que en su día llenó las paredes de muchos talleres y las cabinas de muchos camiones, iba a coger un vuelo de la compañía Wizz Air entre Luton (Inglaterra) y Vilna (Lituania), donde tenía un concierto, parece que, en evidente estado de embriaguez, comenzó a insultar al personal de cabina por tener que abonar 30 libras de más por el exceso de equipaje y por el largo tiempo que estuvo haciendo cola antes del embarque. Una de las frases que supuestamente dijo la cantante fue: "No debería estar haciendo cola con esta gente".

No obstante, la portavoz de la cantante negó en todo momento que esta estuviera bebida, que se dirigiese al resto de pasajeros o que se mostrase como una diva caprichosa. Según esta portavoz Samantha pagó las 30 libras y se puso a explicarle al pasaje que tenía embarque prioritario por lo que no consideraba que tuviera que estar haciendo cola para subir al avión y que acabó embarcando en un vuelo posterior.

Russell Crowe y Justin Bieber y su patinete a lo Marty McFly


El actor Russell Crowe armó la gorda el pasado mes de diciembre al no dejarle embarcar a él y sus hijos en un vuelo de la compañía Virgin Australia en Sidney con destino Coffs Harbour. Por lo visto, un agente de vuelo le impidió subir a bordo con los aerodeslizadores conocidos como "hoverboard" o "segway". El motivo: estos monopatines electrónicos de dos ruedas utilizan baterías de litio, que son consideradas un riesgo para el avión, ya que algunos de ellos han llegado a explotar.


A Russell parece que no le terminó de convencer la explicación de la compañía y descargó su ira en las redes sociales debido a que no le habían informado de que no se podía embarcar con dichos patinetes cuando compró los billetes: "Ridículo @VirginAustralia. ¿No se puede llevar 'segway' como equipaje? Decírnoslo en el aeropuerto fue demasiado tarde. Adiós Virgin. Nunca más", escribió.

El mensaje tuvo una repercusión inmediata, probablemente por los casi dos millones de seguidores que el actor tiene en Twitter, por lo que la compañía se apresuró a disculparse. "Sentimos que no fueras consciente de la prohibición. Esperamos verte pronto". Aún así, Russell pidió a todos sus fans el boicot a la aerolínea.

El que parece que no tiene este tipo de problemas con las prohibiciones a embarcar los aerodeslizadores es Justin Bieber, ya que vuela en su avión privado de 60 millones y dedica el tiempo entre aeropuerto y aeropuerto a pasearse por la cabina montado en uno de ellos, como se puede ver en un vídeo que publicó recientemente en Instagram.

La barba y el "tocado" de Waris Ahluwalia


El caso más reciente, ya en 2016, ha sido el de Waris Ahluwalia, el diseñador de origen indio, protagonista de la campaña de la firma de ropa GAP y actor de películas como "El gran hotel Budapest" o "Plan oculto". Después de pasar dos controles de seguridad en el aeropuerto Benito Juárez de la capital mexicana, se disponía a embarcar cuando un equipo de seguridad de Aeroméxico le detuvo para que se quitara el turbante, éste se negó a hacerlo, lo que provocó que le invitaran a volar con otra aerolínea.

"Un grupo de empleados de Aeroméxico empezaron a hablar en español entre ellos y entonces un hombre se acercó a mí con un chaleco naranja sobre un traje para decirme: No vas a poder volar con Aeroméxico y tendrás que conseguirte un vuelo con otra aerolínea". Manifestó el actor, que decidió quedarse en tierras mexicanas.

Finalmente y después de ver el revuelo que el incidente estaba provocando en las redes sociales, la aerolínea le ofreció un nuevo pasaje con la promesa de no hacerle quitar el turbante. Además, Aeroméxico envío un comunicado disculpándose por el incidente, reconociendo su orgullo por la diversidad de sus pasajeros. "Cada día trabajamos para hacer cumplir las estrictas medidas de seguridad, mientras respetamos y valoramos la cultura y creencias de nuestros clientes".

Ahluwalia aceptó las disculpas y las entendió como un paso en la dirección adecuada, y decidió quedarse en México unos días más a la espera de poder reunirse con los ejecutivos de la aerolínea y asegurarse de que se lleva a cabo un entrenamiento entre su personal para que casos así no se vuelvan a dar.

Anuncios Google