Prisión para los dos titiriteros detenidos en Madrid por ensalzar a ETA - MADRID ACTUAL

Prisión para los dos titiriteros detenidos en Madrid por ensalzar a ETA

Archivado en:
Prisión para los dos titiriteros detenidos en Madrid por ensalzar a ETA
Compartir en whatsapp

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha ordenado prisión provisional sin fianza para los dos titiriteros detenidos el viernes en Madrid por ensalzar a ETA durante la representación de un espectáculo de títeres programado por el Ayuntamiento con motivo de las fiestas de carnaval.

El magistrado, que ha adoptado esta decisión a instancias de la Fiscalía, imputa a Raúl García Pérez, de 34 años, y Alfonso Lázaro de la Torre, de 29, un delito de enaltecimiento del terrorismo y un delito cometido con ocasión del ejercicio de derechos fundamentales y de las libertades públicas garantizadas por la Constitución, del artículo 510 del Código Penal (CP).

En el auto de prisión, el juez explica que los dos arrestados, durante el desarrollo de la obra 'La bruja y don Cristóbal' escenificaron numerosas acciones violentas, como el ahorcamiento de un guiñol vestido de juez, el apuñalamiento de un policía, la violación de una monja y el apuñalamiento posterior con un crucifijo.

Además exhibieron una pancarta con la leyenda 'Gora Alka-ETA', "habiendo tenido lugar esos hechos en un acto público, con numerosa concurrencia de personas y asistencia de un público infantil, a quien esencialmente estaba dirigida la representación de los títeres".

Ese público infantil, acompañado mayoritariamente por sus padres, abandonó el lugar escandalizados por lo que estaban viendo y otros arremetieron contra los actores, paralizando la obra y llamando a los agentes de la autoridad, según relata el juez.

Según el auto, la exhibición de ese cartel supone justificar públicamente los delitos terroristas cometidos no solo por ETA, sino también por Al Qaeda, ya que los propios detenidos han declarado que la expresión 'Alka' es un "juego de palabras" referido a Al Qaeda, por lo que la traducción de la pancarta sería 'Viva Al Qaeda-ETA'.

Por ello, con independencia del reproche moral, las escenas representadas en la obra de títeres encajan dentro del delito del 510 del Código Penal, castigado con penas de entre 1 y 4 años de cárcel; mientras que la exhibición de la pancarta es constitutivo de un delito de enaltecimiento del 578 del Código Penal, que establece penas de 1 a 3 años de cárcel, con lo que podrían llegar a ser condenados a un máximo de 7 años de prisión.

El juez fundamenta la medida de prisión preventiva en el riesgo de fuga, atendiendo a la naturaleza del hecho, a la gravedad de la pena que se les pudiera imponer cuando se les juzgue por estos hechos y a su situación laboral, familiar y económica.

La concejal de cultura y deporte del Ayuntamiento, Celia Mayer (Ahora Madrid), ha comparecido hoy ante los medios para dar explicaciones y ha evitado contestar si iba a presentar su dimisión como piden los grupos municipales del PP y Ciudadanos por este caso.

Ha recalcado que los programadores conocían la sinopsis de la pieza de títeres, pero no su contenido exacto, cuando "era su responsabilidad haberlo conocido", y por eso se ha tomado la decisión de cesar la relación contractual con esta dirección artística, compuesta por dos personas.

"Una de ellas fue escogida por su experiencia en el trabajo con los agentes sociales y culturales del distrito de Tetuán; fue esa persona la que seleccionó las actividades, entre ellas la obra de títeres, que no había sido representada en el momento de la selección y que escogió en base a una sinopsis. La retribución acordada con esta persona por las labores desarrolladas era de 5.600 euros", ha especificado.

Y la segunda persona era la encargada de la coordinación artística del carnaval por la empresa municipal Madrid Destino en el marco de una encomienda por un valor máximo de 18.000 euros.

Mayer ha asegurado que la denuncia que presentó ayer ella misma junto con una responsable de la empresa municipal Madrid Destino se refiere a que "en el curso de la actuación se han escenificado actos ofensivos y lesivos para la sensibilidad, especialmente atendiendo a la edad del público".

El clamor pidiendo la dimisión de la edil no se ha hecho esperar. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes (PP), ha pedido responsabilidades políticas en el equipo de Gobierno de Manuela Carmena (Ahora Madrid).

"El Ayuntamiento de Madrid pide perdón y cesa al director artístico del carnaval. ¿Y las responsabilidades políticas?", dice hoy en su cuenta de Twitter Cifuentes.

La alcaldesa de Madrid, que se ha desplazado hoy a Puertollano (Ciudad Real) para recoger un premio, ha dicho que "las explicaciones que sean necesarias" se darán en el Ayuntamiento de madrileño.

La portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, ha reclamado la dimisión de la concejal y del director de contenidos de Madrid Destino, Santiago Eraso.

En declaraciones a Efe, la concejal socialista Mar Espinar sostiene que lo que pasó ayer es "intolerable", ha considerado "insuficientes" las explicaciones que ha dado Mayer y ha añadido que "antes de buscar culpables hay que pedir perdón".

Desde Santander, el presidente del PP vasco y ministro de Sanidad en funciones, Alfonso Alonso, ha dicho que confía en que "el castigo sea ejemplar".

Por otra parte, el actor Alberto San Juan ha mostrado su "solidaridad" con los titiriteros al considerar que "una cosa es hacer algo políticamente incorrecto delante de niños, que es cuestionable, y otra cosa es que una persona pueda terminar en la cárcel por algo así".


Anuncios Google