Flórez revela que estaba "dispuesto" a cantar más bises aún en el Real - MADRID ACTUAL

MADRID ACTUAL TE SUGIERE...

Flórez revela que estaba "dispuesto" a cantar más bises aún en el Real

Flórez revela que estaba "dispuesto" a cantar más bises aún en el Real
Compartir en whatsapp

El peruano Juan Diego Flórez "se salió" la noche del lunes en el Real, al que regaló cinco espectaculares bises, con el público puesto en pie, aunque a él, según ha explicado hoy en declaraciones, no le parece "demasiado": "si me hubieran aplaudido, habría cantado más", asegura.

Con una emocionante recuerdo para París, donde cantará el próximo viernes, Flórez dedicó las tres primeras canciones del concierto, anunciado en el ciclo "Voces del Real", a las víctimas de los atentados.

"Había diseñado un programa -el mismo que interpretará en París- dedicado a las canciones francesas en la primera parte, unos temas mucho más íntimos, que no se prestan a ovaciones. Son más bien contemplativas, pero creó una bonita atmósfera", relata.

La segunda parte la dedicó a las canciones de su último disco, "Italia": "Vieni amor mio" y "Mattinata", de Leoncavallo; "Lalba separa" y "Marechiare", de Tosti; "Amor marinaro", de Donizetti, y el "Bolero" de Rossini, cerrándola con la "dificilísima" aria "T'amo qual s'ama", de la ópera de Donizetti "Lucrezia Borgia".

La ópera, argumenta sobre su éxito de la otra noche, es "mucho más extrovertida, es más lo que a la gente le gusta" y por eso, supone, se creó un ambiente de especial receptividad.

El primer bis fue, nada menos, que "Ah! mes amis", de "La fille du regiment", de Donizetti, la célebre aria de los nueve do de pecho.

Con el público aún conmocionado salió de nuevo guitarra en mano para cantar "José Antonio", de Chabuca Granda, y a esa "pequeña maravilla" le siguió "Una furtiva lacrima", de "L'elisir d'amore", de Donizetti, que le había pedido un espectador a gritos cuando comenzó los bises.

"Au mont Ida", de "La Belle Hèlene", de Jacques Offenbach, cantada jugando con una manzana que llevaba escondida, y "La donna è mobile", de "Rigoletto", el título que estrenará el Real el 30 de noviembre, cerraron el "regalo".

"No es tanto -se ríe-. He llegado a cantar ocho bises en La Scala. Aquí solo cinco, así me quedé corto. Si me hubieran aplaudido, hubiera cantado más", advierte para futuras ocasiones.

Disfrutó "muchísimo" porque, asegura, el público del Real "es muy cercano, pidiendo las arias que quiere, como en un diálogo" y eso le ayuda mucho a ser generoso y corresponder con largura, afirma.

El tenor volverá a España en breve porque el 4 de diciembre estrenará en el Liceo "Lucia de Lammermoor".

 

Anuncios Google