Mísia: "Siempre he sabido que un día haría un disco para Amalia" - MADRID ACTUAL

MADRID ACTUAL TE SUGIERE...

Mísia: "Siempre he sabido que un día haría un disco para Amalia"

Archivado en:
Mísia: "Siempre he sabido que un día haría un disco para Amalia"
Compartir en whatsapp

"Siempre he sabido que un día haría un disco para Amalia", ha afirmado a Efe hoy en Madrid la veterana artista, que inició su carrera "al revés de lo que es costumbre", esto es, construyendo un repertorio propio antes de embarcarse en el recuerdo directo a la gran dama de la canción lusa.

Susana María Alfonso de Aguiar (Oporto, 1955), que así se llama Mísia, afirma que, a pesar de ello, Amalia Rodrigues nunca se ha separado de ella en sus más de 20 años de carrera.

Un concierto tributo que organizó en un festival de fados de Madrid en 2014 fue "la simiente" que propició este álbum, "Para Amalia" (Warner Music), que comenzó a grabar en coincidencia con los 15 años de la muerte de la homenajeada.

"La relación que tengo con ella es muy real, pasa por la cabeza, no es solo de corazón. Me gusta lo que supo hacer con lo que la naturaleza le dio. Tenía una voz maravillosa, una de las mejores del siglo XX, pero a mí lo que me gusta es cómo la usó, cómo cantó a los mejores poetas y cómo, sin instrucción académica, fue elegantísima, aprendió a hablar idiomas e hizo cine y teatro", destaca.

Por edad, Mísia se ha constituido en el puente entre Rodrigues y la nueva generación de cantantes de su país, donde advierte una búsqueda casi obsesiva de la "nueva Amalia".

"El tiempo contenido en su obra y Youtube trabajan afanosamente a su favor. La nueva Amalia es la propia Amalia, que se redescubre continuamente, de forma que siempre es nueva", dice.

Para Mísia, "tener una buena voz no es tan difícil, pero sí tener verdad en ella y que sea la identidad de un pueblo".

"Vagamundo", cuya letra, "Ya he dicho adiós a tantas tierras y a tanta gente", es una canción que en este momento le toca especialmente por la itinerancia a la que le obligan sus compromisos profesionales, los cuales también le dan perspectiva sobre lo que representa el fado y Portugal.

"El fado tiene que ver mucho con el Atlántico. Somos un país pequeño y empujado hacia las olas. España piensa de sí misma con grandeza, con orgullo. Portugal no es así. El fado es casi como una aceptación del destino. El cantante se presenta inmóvil, casi hierático, en contraste con el flamenco", opina.

Su entrega a Amalia Rodrigues es tal que ilustró la portada del álbum con un "dramático" velo negro, en una actitud que parece simular "una ascensión como las de las esculturas de Bernini".

En el mismo sentido trabajan los cuatro temas inéditos que ha incluido en su nueva producción, como "Amalia, siempre y ahora", con la participación de Maria Bethania.

"Me parece una de las ideas más bellas, que se siga escribiendo en honor de alguien que ya murió, lo considero el summum de la devoción, como si su biografía se siguiera escribiendo", argumenta.

Este trabajo se articula en un formato doble, porque coexisten "dos universos completamente diferentes", que no quiso mezclar. Así, por un lado se encuentra un disco a piano y voz, "como Amalia ensayaba sus temas más profundos y filosóficos", explica, y otro con formación de guitarra, viola y bajo acústico, "más alegre, popular y solar" y que incluye los cuatro temas inéditos.

El álbum también incorpora el tema "María la Portuguesa" de Carlos Cano, quien compuso esta canción para Amalia Rodrigues y la grabó junto a ella. Mísia la interpreta a dúo con Martirio.

La propia Martirio estará junto a la portuguesa en el concierto que el 1 de diciembre ofrecerá en la sala Galileo Galilei de Madrid, a la espera de una próxima gira en la que se subirá a escenarios de teatros, su "espacio natural" y el ideal para ella a la hora de interpretar fados.

Javier Herrero.

 

Anuncios Google