El Gómez Ulla tendrá una unidad de aislamiento infecciosos a la vanguardia de la Unión Europea - MADRID ACTUAL


El Gómez Ulla tendrá una unidad de aislamiento infecciosos a la vanguardia de la Unión Europea

El Gómez Ulla tendrá una unidad de aislamiento infecciosos a la vanguardia de la Unión Europea
Compartir en whatsapp

El Hospital "Gómez Ulla" de Madrid contará con una Unidad de Aislamiento de Alto Nivel para tratar a enfermos infecciosos, equipada con los "máximos estándares" de seguridad que la sitúan "a la vanguardia" de la UE.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha inaugurado hoy esta unidad, en la que se han invertido 6,5 millones de euros, y que se sitúa en la planta 22 del hospital, la última de hospitalización, y cuenta de momento con ocho habitaciones de aislamiento de alto nivel para albergar a pacientes infecciosos, como las requeridas para evitar el contagio por el virus del Ébola.

Está prevista la construcción de otras ocho habitaciones para los pacientes que deban permanecer en cuarentena.

Según ha explicado a los periodistas el coordinador médico de la Unidad, el coronel Antonio Fe, debido a "problemas con algunos proveedores de instalaciones", se desconoce la fecha exacta en la que podrá entrar en funcionamiento "con pacientes estándares".

Para conseguir la máxima seguridad, cada habitación cuenta con una doble esclusa -una de limpio por la que entra el personal con el traje de aislamiento recién puesto y otra de sucio, para comenzar a ser desinfectados-, además toda la planta está controlada por diversas cámaras.

Con estas cámaras, tal y como ha explicado una técnico sanitario a los periodistas, se pueden ver desde el centro de control situado en la unidad incluso las constantes vitales de los pacientes, mostradas en los monitores.

Los pacientes que ingresen en esta unidad ascenderán hasta ella mediante una cápsula de aislamiento situada en un ascensor exclusivo, que solo se detiene en la planta 22, si bien existe otro accesorio.

Entre la esclusa de limpio, por la que salen los profesionales una vez que han atenido al paciente, y el pasillo se ha construido una estación de descontaminación para que en las zonas comunes y de trabajo no haya ningún riesgo de contagio.

Los equipos de aislamiento utilizados son sometidos, ha explicado el coronel Fe, a un ciclo de desinfección mediante peróxido de hidrógeno.

La vicepresidenta del Gobierno ha destacado que la planta cumple con todas las especificaciones internacionales y tiene un control "estricto" de las entradas y salidas a la misma, además de disponer cada habitación de un tamaño adecuado para que los profesionales puedan trabajar con seguridad.

Ha resaltado que la tecnología empleada y el nivel de seguridad en la planta son "del mayor nivel" lo que la sitúa "a la vanguardia de los países de nuestro entorno" porque, ha continuado Sáenz de Santamaría, "no podemos bajar la guardia".

Ha recordado que el Gobierno ya decidió en 2014 la remodelación del hospital para que albergara una unidad de estas características, en la que no solo ingresarán posibles casos de ébola, también de otras infecciones como por ejemplo las causadas por coronavirus, la gripe aviar, o peste neumónica, entre otras.

Sáenz de Santamaría ha recordado el primer caso de contagio de ébola fuera de África, el de la auxiliar de enfermería Teresa Romero, con el que se puso de manifiesto, ha dicho, que España contaba con el personal adecuado y la solidaridad necesaria para afrontar el virus.

Ha destacado que tratar un caso de esas características supuso "un reto" para la comunidad científica, las Administraciones Públicas y para España en general y, a su juicio, se demostró que los problemas se resuelven antes y mejor si lo hacen todos juntos.

"La clave fue que lo hicimos entre todos", ha insistido Sáenz de Santamaría, quien ha calificado la curación de Romero como "un éxito colectivo" y ha dado las gracias a todas las personas que se implicaron en ello, así como en los otros dos casos de los misioneros repatriados.

La vicepresidenta ha tenido un "recuerdo muy especial" para los misioneros y cooperantes que continúan trabajando en los países más necesitados.

El coronel Fe ha indicado que este tipo de unidades, que con esta suman en España ocho, no puede permanecer cerrada por lo que conviene que estén en funcionamiento aunque los enfermos infecciosos no sean de alto riesgo.

A la inauguración también han asistido, entre otros, los ministros de Sanidad y Defensa, Alfonso Alonso y Pedro Morenés, respectivamente.

 

Anuncios Google

Usamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada analizando tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies