"Vida secreta", poesía y música en el nuevo poemario de Rodríguez Marcos - MADRID ACTUAL

"Vida secreta", poesía y música en el nuevo poemario de Rodríguez Marcos

Archivado en:
 
"Vida secreta", poesía y música en el nuevo poemario de Rodríguez Marcos
Compartir en whatsapp
 

La poesía nació de la música y puede que haya vuelto a ella, dice el poeta español Javier Rodríguez Marcos que publica ahora un nuevo libro de poemas, "Vida secreta".

En una entrevista, el también periodista cultural del diario El País afirma que "Vida secreta" (Tusquets) es como si fuera una colección de estampas, donde estas funcionan como canciones y en el que reflexiona contando, pues ningún poema surge por premeditación. "Todo es uno, pura intuición", añade.

Afirma que también pueden leerse como "unas memorias líricas pero sin demasiado lirismo", donde en un principio predomina lo material y los sentimientos mas primarios, y luego se abre camino a las dudas y el paso del tiempo.

Para Rodríguez Marcos (1970), autor de otros tres libros de poesía - "Naufragios", "Mientras arden" y "Frágil"- el tiempo no se trata tanto de algo intencionado como de una obsesión, aunque no elige los temas "porque las obsesiones no se dejan elegir".

"Mis dos mayores características son que soy miope desde niño y que dudo de todo, pura inseguridad. Ni de lo que tengo delante de mis ojos me fío. Mucho menos, de mis juicios sobre las cosas", dice.

Preguntado sobre qué sentido tiene hoy día escribir poesía, Rodríguez Marcos responde que el mismo que leerla: "ajustar cuentas con uno mismo, consolarse, entender, emocionarse, buscar una verdad pequeña, un minuto de belleza, encontrar un lugar en el que uno pueda ser raro, maniático, irracional".

Para él, a veces la poesía te aclara algo sin explicarlo. Sobre todo la de los demás y asegura que la poesía tiene lectores que no son poetas, pues de algún modo "los efectos que produce son similares a los de las canciones y no es nada oscuro, difícil y pedante como creen los que no leen poesía".

Entre sus influencias destaca a dos poetas que cita en su libro, Robert Browning y Juan Antonio González Iglesias. El primero porque se identifica con la cita que encabeza su libro y que dice: "nos interesa el límite peligroso de las cosas. El ladrón honrado, el asesino sensible, el ateo supersticioso", y el segundo porque le parece el mejor poeta español vivo.

En su libro hay un poema titulado "in memoriam", dedicado a la muerte de un ser querido, donde el autor, tras el recuerdo, vuelve a su cotidianeidad laboral.

"Dar sentido a la muerte es imposible", dice. "Yo no creo en Dios pero sí en la resurrección. Ya sé que es raro, pero es porque en el fondo me gustaría volver a ver a gente a la que echo de menos".

Aparte de sus libros de poesía, Rodríguez Marcos ha escrito los libros de viaje "Los trabajos del viajero" y "Medio mundo", el relato "Nosotros, los solitarios", y, en colaboración con Anatxu Zabalbeascoa, los libros sobre arquitectura "Vidas construidas" y el ensayo "Minimalismos", así como "Un torpe en un terremoto" sobre su experiencia en el terremoto de Chile en 2010.

 

Anuncios Google