Urban Pic, una oportunidad para artistas anónimos - MADRID ACTUAL

Urban Pic, una oportunidad para artistas anónimos

Urban Pic, una oportunidad para artistas anónimos
Compartir en whatsapp

Un total de 60 expositores albergarán las obras de otros tantos artistas anónimos con motivo de la primera edición de este particular mercado de arte al aire libre que se celebrará en Madrid por primera vez el próximo sábado, día 13 de junio.

"Hay mucha gente aficionada que es muy buena", sostiene la directora de Urban Pic, Paloma Carrasco, quien explica que con esta iniciativa pretenden dar una oportunidad a artistas que normalmente se dedican a otras profesiones.

"No tienen nada que envidiar a gente que cuelga en galerías muy conocidas", exclama Carrasco sobre el nivel de los participantes.

Pese a ello, la organizadora lamenta que en muchas ocasiones estas personas "no tengan la oportunidad de exponer su trabajo en galerías de arte", pese a que sus obras bien pudieran valer para ello.

"Muchas personas no ven la posibilidad de poder exponer sus obras, y en el fondo el artista, que siempre lo es aunque no viva de ello, lo que quiere es que la gente disfrute de su obra", subraya la directora.

Fotografías y pinturas de todo tipo estarán a disposición del público el próximo fin de semana en la plaza Manuel Gómez Moreno de la capital, en una Feria que ha contado con la colaboración de la Asociación de Comercios y Empresas de AZCA.

El perfil de los artistas es muy variado y lo conforman personas de entre 20 y 50 años con una pasión común, aunque, como reconoce Carrasco, también hay gente fuera de esas edades.

"Tenemos empleados de banca, diseñadores gráficos, a una madre de familia que pinta como 'hobbie' y lo hace muy bien, a otro ingeniero de sonido... De todo y de todas las edades", remarca la impulsora de un evento que lleva gestándose un año y medio.

Precisamente, Andrés Marín es uno de esos empleados de banca que los fines de semana prefiere colgar el traje y cambiarlo por la cámara, con la que sale a las calles para retratar, con afán documental, lo que pase por delante de su objetivo.

"Enseñar la obra es fundamental. La obra está para crearla y que la gente la vea", comenta Marín, quien con 54 años lleva más de 25 haciendo fotografías. "Media vida", resalta.

Pero el objetivo de la muestra no se queda sólo ahí, en dar a conocer a artistas anónimos como Marín, sino que también ofrece opciones de calidad para los amantes de la pintura y la fotografía a la hora de llevarse una obra de arte a casa.

"Tenemos de todo, un abanico de precios muy amplio, desde fotografías pequeñas a oleos grandes", suscribe Carrasco, quien también adelanta que la muestra "va a ser accesible a todo el mundo".

Desde 20 hasta 500 euros, los visitantes podrán elegir qué pieza de la muestra llevarse a casa, lo que supone una alternativa económica para los amantes de la decoración.

Ya lo dijo Nietzsche, "la vida sin arte no merece la pena", y otra cosa no, pero arte en forma de pinturas y fotografías compuestas mediante el esfuerzo de artistas anónimos no va a faltar en un mercado que se repetirá al menos una vez al mes en Madrid y que no dejará a nadie indiferente.

 

Anuncios Google