Un concejal de Torrelodones, denunciado por un presunto delito de violencia de género - MADRID ACTUAL

Un concejal de Torrelodones, denunciado por un presunto delito de violencia de género

Un concejal de Torrelodones, denunciado por un presunto delito de violencia de género
Compartir en whatsapp

Según fuentes jurídicas, el Teniente Alcalde de Torrelodones y concejal de Seguridad y Educación del partido Vecinos por Torrelodones, Gonzalo Santamaría, ha sido denunciado por su ex mujer por un presunto delito de violencia de género, así como por violar presuntamente su derecho a la intimidad. Santamaría y su mujer, que tienen un hijo en común, se separaron hace aproximadamente dos años.

Según ha informado el diario El Mundo, el caso comenzó a investigarse por un juzgado de Valladolid, que ahora se ha inhibido a favor de un juzgado de Collado Villalba. Hasta la fecha, el número dos del Gobierno municipal no está imputado y se han rechazado tomar medidas de alejamiento solicitadas por la demandante.

Según el concejal, la Audiencia aseguró que no hay pruebas de delito, ni amenazas e injurias, ni episodios de violencia verbal o física, a lo que ha añadido que esta situación se presenta a raíz de un problema con la venta de la casa, algo que se ha sacado a la luz en este momento por interés, ya que acaba de presentarse la lista de Vecinos por Torrelodones.

Santamaría ha reiterado que es inocente, que en Valladolid se desestimó en dos ocasiones el asunto y que la Audiencia Provincial dictaminó que se han dado versiones contradictorias en una situación de conflicto sobre el uso y venta de la casa familiar.

Según fuentes jurídicas, el concejal se pasaba regularmente por el colegio donde trabajaba la mujer, intimidándola, por lo que comenzó a sentirse acosada, llegando a sufrir ansiedad y daños psicológicos. Así, en varias ocasiones acudió a Urgencias, donde los médicos le recomendaron alejarse de su ex marido, por lo que se fue a vivir a Valladolid.

Poco después comprobó que Santamaría había entrado en sus correos personales, vulnerando así el derecho a la intimidad, por lo que acabó denunciando el caso en un juzgado de Valladolid, que comenzó la investigación.

El denunciante fue citado el pasado mes de marzo en el juzgado de Violencia de Género en Madrid. Este organismo decidió inhibirse a favor del juzgado de Collado Villalba, que es el competente en el caso, puesto que el domicilio aportado por la víctima es la antigua vivienda de la pareja.

La mujer pidió también al juzgado de Valladolid una orden de alejamiento, que fue desestimada, recurrió y volvió a ser rechazada por la Audiencia Provincial, que alegó que no hay riesgo, que no comparten residencia y que se ha criminalizado una situación depresiva, tratando de buscar culpables. Además, estableció que la demandante sólo había aportado conclusiones subjetivas y una narración de los hechos imprecisa.

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Villalba será quien determine si existe o no un presunto delito de maltrato familiar.

Anuncios Google