El número dos de Blesa quiere que le reintegren el dinero que devolvió por las 'tarjetas opacas' - MADRID ACTUAL

El número dos de Blesa quiere que le reintegren el dinero que devolvió por las 'tarjetas opacas'

Archivado en:
El número dos de Blesa quiere que le reintegren el dinero que devolvió por las 'tarjetas opacas'
Compartir en whatsapp

El exconsejero ejecutivo de Caja Madrid Matías Amat, que ha depositado en el juzgado los casi 430.000 euros que gastó con las tarjetas "opacas" de Caja Madrid, ha declarado ante el juez Fernando Andreu que espera que le sea devuelto ese importe, puesto que se trataba de gastos de libre disposición.

Así lo ha relatado este viernes el abogado y responsable de Regeneración Democrática de UPyD, Andrés Herzog, miembro de la acusación popular y presente en la declaración de Amat, uno de los hombres de confianza del entonces presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa.

Al considerar las tarjetas como un complemento retributivo de libre disposición, Amat consumía "hasta el límite" el saldo de la tarjeta, al igual que la mayoría de imputados; en su caso, este límite llegó a ser de 60.000 euros al año.

También como la mayoría de imputados, siempre pensó que estaba incluida en sus certificados de la renta.

Herzog ha dicho que ninguno de los imputados que ha declarado, entre los que figuran el sindicalista de CCOO Gabriel María Moreno o el integrante de la Comisión del Control de la Caja a instancias del PP Jorge Rábago, ha mostrado "arrepentimiento alguno".

Los imputados que realizaron gastos elevados, ha dicho Herzog, coinciden en señalar que se trataba de complementos retributivos y de libre disposición, y por eso insisten en que no cabe imputarles delito alguno.

En lo que también coinciden los exdirectivos que han declarado este viernes es en responsabilizar al expresidente de la entidad, Miguel Blesa, de organizar el sistema de las tarjetas, y al exdirector general de Caja Madrid, Ildefonso Sánchez Barcoj, por gestionarlo.

Amat está acusado, junto con otros directivos de Caja Madrid, por emplear tarjetas de crédito "opacas", emitidas al margen del circuito general y cuyos cargos se gestionaban de forma separada al resto de tarjetas de empresa de la entidad.

El exconsejero, fue posteriormente director de participadas de Bankia, cargo que abandonó en junio de 2011, gastó 15.000 euros de una tacada con su tarjeta opaca de la entidad en un conocido establecimiento de arte sacro y religioso en diciembre de 2006.

Amat fue el quinto exconsejero que más dinero gastó con su tarjeta opaca, que empleó sobre todo para pagar viajes, hoteles, líneas aéreas, tiendas de lujo y exclusivos restaurantes, aunque tampoco faltaron pequeños gastos como 2,81 euros en un peaje.

Anuncios Google