Absueltos los acusados de no compartir un premio de Lotería que jugaron en un bar - MADRID ACTUAL

Absueltos los acusados de no compartir un premio de Lotería que jugaron en un bar

Absueltos los acusados de no compartir un premio de Lotería que jugaron en un bar
Compartir en whatsapp

La Sección 30 de la Audiencia Provincial de Madrid ha absuelto a los cuatro acusados de no compartir un premio de Lotería, dotado con tres millones de euros el 10 de agosto de 2002, con otras diez personas que eran clientes del bar donde todos jugaban de forma habitual al mismo número.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, la sentencia establece que en el juicio quedó probado que el reparto de los décimos se hacía de forma aleatoria, pero no así el reparto de las fracciones, sólo una de las cuales recibió el premio especial.

Los cuatro acusados sí repartieron el premio ordinario que correspondió al número 49.032, del que jugaban veinte décimos con otras diez personas más, pero no compartieron los tres millones del premio especial, tal y como reclamaban los demandantes, que habrían cobrado así 140.000 euros cada uno y no únicamente 60.000.

Durante la vista oral, los acusados sostuvieron que la persona agraciada con el premio especial jugaba siempre la misma fracción, y que repartió el premio con otras tres personas en virtud de pactos verbales previos al sorteo que mantenía con cada uno de ellos.

Los demandantes, por el contrario, sostuvieron que creyeron haber cobrado todo lo que les había tocado y que luego supieron que no, y afirmaron que los pactos en virtud de los que se repartió el premio mayor no fueron previos sino posteriores al sorteo, versión que la sala estima "plausible" pero no plenamente acreditada.

Así, el fallo afirma que en el momento de los hechos existían "dudas fundadas" tanto sobre el derecho de los luego demandantes a cobrar el premio como del derecho de la premiada a cobrar con exclusividad y a repartir con arreglo a pactos verbales la cuantía del premio especial.

Por ello, considera que hubiera sido precisa la existencia de un documento jurídico que permitiera afirmar la obligación de repartir en premio en las condiciones que reclamaban los demandantes para determinar la existencia de un delito de apropiación indebida.

El fiscal solicitaba por estos hechos una pena de seis años de prisión para cada uno de los acusados.

 

Anuncios Google