El juez procesa a doce detenidos por los disturbios del 22-M en Madrid - MADRID ACTUAL

El juez procesa a doce detenidos por los disturbios del 22-M en Madrid

El juez procesa a doce detenidos por los disturbios del 22-M en Madrid
Compartir en whatsapp

El Juzgado de Instrucción 30 de Madrid ha decidido procesar a doce de los detenidos en las Marchas de la Dignidad del 22 de marzo de 2014 por agredir a policías y causar altercados, mientras exculpa a otros tres, entre ellos un bombero que pasó con su camión por la zona de los incidentes.

El titular del juzgado acuerda sentar en el banquillo a doce de los detenidos en un auto fechado el pasado 24 de febrero, en el que cierra la investigación y transforma las diligencias previas en procedimiento abreviado.

Considera que los doce pueden haber incurrido en los delitos de desórdenes públicos, atentado a agente de la autoridad con el agravante de haber usado medios peligrosos, y un delito o falta de lesiones, aunque recuerda que su determinación definitiva se conocerá cuando se abra juicio oral.

Uno de los jóvenes arrestados, Miguel M.S., ya ingresó en prisión tras su detención, acusado de tirar una piedra a la cabeza a un agente que estaba en el suelo.

Según el auto de prisión dictado tras su arresto, este joven dijo poco después a varios viandantes: "Voy todo de subidón porque en las cargas de Recoletos fuimos capaces de rodear a un policía y yo le tiré una piedra en la cabeza cuando estaba en el suelo".

El magistrado también procesa a Víctor M.C., Kevin-Michael M.S., Gonzalo F.H., Néstor P.S., Daniel R.S., Ismael N.C., Alejandro S.B., Juan Manuel B.V., Candela B.B., Enrique F.H., y Jorge V.P., por lanzar piedras, botellas u otros objetos a los agentes, montar barricadas o destrozar mobiliario urbano.

Sin embargo decreta el sobreseimiento provisional de las actuaciones contra el bombero Jaime D.I., que pasó conduciendo su vehículo oficial por la zona en la que había incidentes, lo que fue aprovechado por algunos manifestantes para encaramarse al camión y continuar los enfrentamientos con la Policía.

La Policía denunció que el camión golpeó a un coche de Policía Municipal y arrolló a un agente de la Policía Nacional, pero el magistrado considera que no queda fehacientemente acreditado que el bombero tuviera intención de atropellar al policía ni de que el coche de la Policía Municipal resultase dañado.

También exculpa a Patricia E.L. y a Óscar G.V. porque, a pesar de que quedaron el día siguiente con uno de los procesados y le guardaron una sudadera, no queda acreditado que participaran en los incidentes.

 

Anuncios Google