Detenidos tres "matones" contratados por un empresario para dar a otro una paliza - MADRID ACTUAL

Detenidos tres "matones" contratados por un empresario para dar a otro una paliza

Detenidos tres "matones" contratados por un empresario para dar a otro una paliza
Compartir en whatsapp

La Guardia Civil ha detenido en Pinto a cinco personas, entre ellos tres "matones" contratados por los otros dos arrestados para propinar, a cambio de 2.000 euros, una paliza a un empresario de Colmenar de Oreja del que querían vengarse por desavenencias económicas.

Según informa la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, fue a raíz de una denuncia por robo e intimidación presentada el 30 de octubre pasado cuando los agentes iniciaron sus investigaciones para esclarecer los hechos.

Las víctimas -el propietario de una empresa dedicada al suministro y mantenimiento de extintores y su cuñado- declararon entonces que una persona que se identificó como policía, acompañada de otro hombre, les propinaron una brutal paliza después de haberles citado con la excusa de interesarse por contratar los servicios de su empresa.

Gracias a que un testigo de los hechos identificó la matrícula del coche en el que huyeron los agresores, la Guardia Civil detuvo en Pinto a tres hombres, de 34, 37 y 50 años. Los tres arrestados trabajaban como vigilantes de seguridad en un centro comercial de Majadahonda.

Uno de los detenidos confesó que había sido contratado por un empresario a través de un intermediario para dar un "escarmiento" a un empresario rival a cambio de 2.000 euros.

El testimonio llevó a la detención de las otras dos personas, con lo que la Guardia Civil ha logrado esclarecer un caso de "matones a sueldo" en relación con una venganza empresarial y una enemistad entre los dos empresarios que se remonta a enero de 2014, cuando una de las víctimas fue despedida del negocio.

Fruto de las desavenencias económicas originadas por el trasvase de clientes de una a otra empresa, las relaciones entre la víctima y su antiguo jefe empeoraron incluso hasta el punto de llegar a producirse amenazas y denuncias cruzadas.

La relación entre ambos se agravó en octubre pasado cuando un antiguo comercial cedió toda su cartera de clientes a la víctima lo que supuso una importante pérdida económica a la empresa de su exjefe.

 

Anuncios Google