Cientos de policías recuerdan en silencio al agente arrojado a las vías en Embajadores - MADRID ACTUAL

Cientos de policías recuerdan en silencio al agente arrojado a las vías en Embajadores

Cientos de policías recuerdan en silencio al agente arrojado a las vías en Embajadores
Compartir en whatsapp

Varios cientos de policías han recordado este lunes, concentrados en silencio ante la Comisaría General de Seguridad Ciudadana, al agente que falleció el viernes arrojado a las vías del tren, tras lo que los representantes sindicales han criticado que el ministro del Interior no acudiera a los actos de despedida.

El agente fallecido, Francisco Javier Ortega, pertenecía a la Brigada Móvil de la Comisaría General de Seguridad Ciudadana, donde los sindicatos policiales mayoritarios han convocado una concentración en su memoria, que también ha sido convocada en todas las comisarías de España.

En este lugar se han congregado a las once de la mañana en silencio varios cientos de policías que, a continuación, han protagonizado un largo y sonoro aplauso.

También ha acudido algunos familiares de Francisco Javier Ortega, que se han mantenido en un segundo plano.

La concentración había sido convocada inicialmente por el Sindicato Unificado de Policía (SUP), la Confederación Española de Policía (CEP) y el Sindicato Profesional de Policía (SPP), a los que se han unido la Unión federal de Policía (UFP) y el Sindicato Independiente de Policía Española (SIPE).

Todos los representantes sindicales han criticado que el ministro del Interior, Jorge Fernández, y el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, no acudieran tanto a los actos de despedida convocados tras el asesinato de este agente como a los organizados cuando falleció una agente en Vigo en noviembre y anteriormente otro en mayo en Málaga.

Desde el SPP y la UFP han pedido que se estudie ya si los agentes que patrullan las calles deben llevar defensas extensibles -que ahora solo llevan algunas unidades- e incluso pistolas táser, que provocan una descarga eléctrica que paraliza a la persona que agrede y que en España no están permitidas.

El portavoz del SUP, Javier Estévez, ha subrayado el apoyo que han recibido los policías tras el fallecimiento de su compañero el viernes, que les ha llegado tanto desde ciudadanos anónimos como desde mandos policiales y políticos.

Sin embargo ha denunciado que la cúpula de Interior no ha acudido a los actos convocados para despedir a los últimos compañeros fallecidos, lo que supone "una falta de respeto".

"Están para las fotos cuando cogemos droga o hay operaciones policiales muy mediáticas, pero no nos acompañan en estos momentos", ha añadido.

Tanto el SUP como el resto de los sindicatos han demandando además que las banderas de todas las dependencias policiales ondeen a media asta cuando fallezca un policía en acto de servicio.

El secretario general de la CEP, Antonio Labrado, ha subrayado que la no asistencia del ministro del Interior y del secretario de Estado a los actos de despedida de compañeros fallecidos en acto de servicio "se da ya de una manera sorprendente".

El secretario general de la SPP, Jesús Lira, se ha mostrado partidario de abrir ya y "de una forma radical" el debate sobre el uso de medios de protección que ahora no son legales, pero siempre dentro de la legalidad, y ha exigido más medios en general para que los policías patrullen más seguros.

Begoña Gallego, secretaria de formación de UFP Madrid, ha defendido que se permita el uso de defensas extensibles y pistolas táser, y ha anunciado que propondrán una reforma del Código Penal en este sentido y para que se endurezcan las penas para los que asesinen a policías.

Desde la SIPE, Alfredo Perdiguero ha lamentado que los policías "estén vendidos en la calle" y ha criticado que el delito de atentado contra un agente de la autoridad "al final se salde con 30 miserables euros de sanción" para los agresores, por lo que ha reclamado más protección jurídica.

Ha destacado que el inmigrante que tiró a las vías al policía fallecido el viernes tiene nueve antecedentes policiales, entre ellos uno por intentar arrojar a las vías a otro agentes, y ahora se estudia si también mordió a otro policía en Sol hace dos meses.

A la concentración ha asistido el diputado socialista Antonio Miguel Carmona, quien ha considerado "una absoluta vergüenza" que el ministro del Interior y el secretario de Estado no acudan a los actos de despedida de policías fallecidos, y ha reclamado que se reforme el Código Penal para que las personas con antecedentes que delinquen "estén en la cárcel, que es dónde tienen que estar".

Anuncios Google