El mercadillo navideño ya luce en la Plaza Mayor - MADRID ACTUAL

El mercadillo navideño ya luce en la Plaza Mayor

Archivado en:
El mercadillo navideño ya luce en la Plaza Mayor
Compartir en whatsapp

Luces rojas, azules, verdes, rosas y amarillas visten el oscuro cielo de Madrid a la altura de la Plaza Mayor, donde, justo debajo, cientos de personas disfrutan ojeando los tradicionales puestos del mercadillo navideño que este año, y puntual, tampoco ha faltado a su cita. 

Es fin de semana y los más pequeños quedan asombrados ante semejante despliegue, quizá porque las figuritas del belén siempre han mantenido un magnetismo especial con los niños o quizá por el reclamo de las luces del tiovivo que no para de dar vueltas en una esquina del coso, donde otros niños guardan su turno en busca de que un caballito quede libre.

Elementos decorativos, musgo, muérdago, nacimientos completos que parecen pequeñas obras de arte, pastores, reyes magos con sus camellos, palmeras, ríos y fuentes de agua en miniatura y, como no, caganers, pueblan los expositores de los puestos con el fin de que no falte de nada en el belén de ninguna casa.

"El caganer siempre tiene mucho éxito", confirma Carlos, que se encuentra en uno de los puestos que pueblan la plaza y que también sabe el porqué de tanta aceptación.

"Se dice que en todo belén tiene que haber un caganer escondido porque da buena suerte de cara al nuevo año", explica Carlos.

De esta forma, si el caganer es imprescindible en cualquier belén, también es clave, esta vez para los que venden las figuritas, el puente de la Constitución ya que, como señala una de las vendedoras, "son los días en los que mas se vende".

"Los recién casados vienen y se llevan todo el nacimiento, otros solo una casa y hay incluso quien viene todos los años a llevarse una figurita diferente de su colección", confiesa la tendera, que tendrá bastante trabajo hasta el día 31, cuando el mercadillo echará el cierre.

Hasta entonces, los puestos tampoco descuidan los elementos decorativos para el árbol de navidad, y es que bolas navideñas y cintas e hileras de minúsculas bombillas de colores resplandecen durante estos días en el mercadillo por excelencia de Madrid, convertido con el paso de los años en reclamo turístico para los visitantes.

"Siempre es bonito venir", confiesa Alberto, que ha acudido "como todos los años" a ver las novedades en belenes junto a su novia.

Pero dejando a un lado los puestos y el tiovivo, destaca la enorme fila de gente que espera para disfrutar del belén dispuesto en el punto central de la Plaza, rodeando la estatua de Felipe III.

"No sé por qué vamos a esperar para esto" murmuran unos -los más resignados-, mientras que otros, más pacientes, esperan con ilusión su turno bajo el frío que estos días se ha instalado en Madrid preludiando la Navidad. El belén lo merece.

Pese a que el mercadillo de Madrid capital se lleva todos los reconocimientos y las apariciones en televisión y prensa, hay más municipios madrileños que también disponen sus propios mercados que, sin ser tan mediáticos como el de la Plaza Mayor, deleitan igualmente al público con los productos que allí se ofrecen.

En Móstoles, el tradicional mercado de Navidad ofrecerá un amplia muestra de productos navideños y talleres infantiles en la plaza del Pradillo desde este fin de semana. Villaviciosa de Odón, por su parte, acompañará su mercadillo tradicional -los días 12, 13 y 14 de diciembre- con un belén viviente gigante, además de establecer el buzón para los Reyes Magos y Papá Noel.

En Aranjuez, el mercadillo de Navidad se instalará la primera semana de enero -del día 2 al 5-, coincidiendo con la festividad de los Reyes Magos y en él se podrá encontrar bisutería, juguetes, dulces típicos y todo tipo de complementos fabricados de modo artesanal.

También serán artesanos locales los que tomen la iniciativa en el mercadillo de Navidad de San Martín de la Vega, ubicado en la Plaza de la Constitución durante los días 12, 13 y 14 de diciembre y por donde, según han confirmado fuentes oficiales de SS.MM. los Reyes Magos, se paseará uno de sus pajes para recoger la carta de aquellos niños que hayan sido buenos este año.

 

Anuncios Google