"La familia de Juan Carlos I" se suma a la historia del retrato real - MADRID ACTUAL

"La familia de Juan Carlos I" se suma a la historia del retrato real

"La familia de Juan Carlos I" se suma a la historia del retrato real
Compartir en whatsapp

Veinte años después de su inicio, "La familia de Juan Carlos I", del artista Antonio López, ya cuelga en la pared de la que será su casa permanente, el Palacio Real, incorporándose a la historia de cinco siglos del retrato real.

Frente al cuadro "El Príncipe de ensueño", de Salvador Dalí, la esperada y ansiada pintura de Antonio López pone broche final a la magnífica exposición que Patrimonio Nacional dedica a la historia del retrato real a través de 114 obras.

En el propio catálogo de la exposición "El retrato en las Colecciones Reales. De Juan de Flandes a Antonio López", patrocinada por la Fundación Banco de Santander, se reconoce que pocas veces en nuestra historia reciente la creación de una obra de arte ha despertado un interés tan general, suscitando una expectación inusitada .

Esta se explica, en buena medida, por la propia naturaleza de la obra, las circunstancias de su proceso creativo y por la especialísima identidad de sus protagonistas.

El encargo realizado a finales de 1993 por Patrimonio Nacional a Antonio López "venía a suponer un arriesgadísimo desafío artístico e histórico para los pinceles de uno de nuestros más grandes artistas contemporáneos que debía afrontar la plasmación de una imagen de la Familia Real española, destinada a convertirse en el icono artístico del reinado de don Juan Carlos".

Como tal desafío tomó el artista la obra en la que ha trabajado hasta el último momento y que el presidente de Patrimonio Nacional, José Rodríguez-Spiteri, ha definido con las propias palabras de López como un retrato "poderoso y de gran dignidad".

El presidente de la institución reconoció que "hemos sido muy generosos con Antonio López y él ha sido muy participativo. Hace año y medio le habilitamos un estudio y ha convivido con nosotros. Esta exposición ha sido un motivo que le ha animado a poner la firma y fechar la obra en 1994-2014" para que quedara patente "que ha tardado veinte años en elaborar este cuadro extraordinario".

Por el momento, el único de la Familia Real que ha visto la obra acabada es el Rey Felipe "que se quedó muy impresionado al encontrarse con si mismo hace veinte años. Creo que le gustó el cuadro".

 

Anuncios Google