La Biblioteca Nacional junta los retratos de los 39 Premios Cervantes - MADRID ACTUAL

La Biblioteca Nacional junta los retratos de los 39 Premios Cervantes

La Biblioteca Nacional junta los retratos de los 39 Premios Cervantes
Compartir en whatsapp

Un retrato "invisible" de Carlos Fuentes, un autorretrato imponente de Nicanor Parra o una recreación fantástica de Jorge Luis Borges y su universo son algunas de las obras incluidas en la exposición "Retrato y literatura", que podrá verse a partir de este jueves en la Biblioteca Nacional (BNE).

Los retratos de los 39 escritores galardonados con el Premio Cervantes colgaban hasta ahora en salas y pasillos de la biblioteca a los que solo tenían acceso los investigadores y ahora, por primera vez, podrán verse conjuntamente y al alcance de todos en un recorrido comisariado por Jesús Marchamalo y Estrella de Diego.

"La exposición es una reivindicación de la pintura y de la mirada del artista" y "una invitación a la reflexión sobre el trabajo creativo", señaló Marchamalo a los periodistas durante la presentación del recorrido, del que destacó su "diversidad".

El comisario contó también algunas anécdotas relacionadas con la muestra, como el revuelo que causó la llegada del óleo pintado por el japonés Yishai Jusidman, donde el autor mexicano Carlos Fuentes aparece apenas insinuado bajo una capa de pintura blanca.

O el cigarro que Damián Flores añadió a posteriori, a petición de la familia, en el retrato del fallecido Gonzalo Torrente Ballester, fumador impenitente.

Casi todos los cuadros de la colección, iniciada en el año 2000 a propuesta del entonces secretario de Estado de cultura Miguel Ángel Cortés, son óleos sobre lienzo o tela. El también mexicano Sergio Pitol, Premio Cervantes 2005, fue el primero en optar por el formato fotográfico, que corrió a cargo de Jordi Socías.

Después lo hicieron Nicanor Parra, que auxiliado por su hija Colombina ejecutó un autorretrato en primerísimo plano, lleno de luces y sombras; y el año pasado Elena Poniatowska, fotografiada por Alan Flores con el mismo traje que lució en la ceremonia de entrega del premio en Alcalá de Henares.

Además de los retratos, la muestra incluye una selección de obras literarias de los autores galardonados, así como cartas y manuscritos de su puño y letra.

Entre ellos destacan un par de cuartillas, escritas con letra minúscula, correspondientes al "Aleph" de Borges; una página original mecanografiada de "La Colmena" de Camilo José Cela, o los cuadernos ilustrados de Rafael Alberti.

"La exposición es un recorrido por lo mejor de la literatura en español de los últimos 40 años", destacó la directora de la BNE, Ana Aramburu, que recordó que los Premios Cervantes nacieron en 1975 con la vocación de "mostrar que en España se podía fomentar la cultura y la creación literaria".

El primer galardonado fue Jorge Guillén, al que siguieron, en alternancia a uno y otro lado del Atlántico, Alejo Carpentier y Dámaso Alonso. En 1979 se otorgó por primera y única vez 'ex aequo' a Borges y a Gerardo Diego, anécdota que se recuerda en las páginas del catálogo.

"'¿En qué quedamos, Gerardo o Diego?' se cuenta que preguntó el primero, algo esquinado, al saber que tendría que compartir el galardón". A partir de ese año, se incluyó en las bases que el Cervantes no podía dividirse ni ser declarado desierto.

La exhibición, que permanecerá abierta al público hasta el 25 de enero de 2015, incluye al final de su recorrido una proyección de un documental de TVE que recorre la historia de los Cervantes.

Además, RTVE ha creado un micrositio en su web en el que pueden verse todos los discursos de aceptación y entrevistas históricas a los autores extraídas del archivo de la cadena de televisión pública.

 

Anuncios Google