Los médicos del religioso García Viejo trabajan "a contrarreloj" para buscar nuevas alternativas - MADRID ACTUAL

Los médicos del religioso García Viejo trabajan "a contrarreloj" para buscar nuevas alternativas

Los médicos del religioso García Viejo trabajan "a contrarreloj" para buscar nuevas alternativas
Compartir en whatsapp

En la imagen, el doctor Fernando de la Calle Prieto.

El equipo médico que atiende al religioso Manuel García Viejo, enfermo de ébola, trabaja "a contrarreloj" en la búsqueda de alternativas, pero con la "cautela" de saber que esta enfermedad no tiene un tratamiento específico y que los que hay son todos experimentales.

Así lo ha manifestado, en declaraciones a los medios, el doctor Fernando de la Calle, especialista en patologías tropicales y del viajero del servicio de Medicina Interna del Hospital La Paz-Carlos III, y miembro del equipo médico que asiste al paciente.

"Alternativas pueden ir saliendo porque vamos trabajando al minuto y a contrarreloj", ha dicho De la Calle, entre las que ha citado el tratamiento con suero de pacientes convalecientes que hayan padecido la enfermedad y hayan podido generar anticuerpos.

Este lunes, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, anunció que se podría aplicar a García Viejo el suero de un paciente que se recupera en un hospital de Alemania pero que tenía hepatitis B.

Ante la posibilidad de que ese paciente sea portador del virus de la hepatitis B, el doctor De la Calle ha señalado que "no se puede poner suero potencialmente infectado a una persona que está grave", por lo que "ahora mismo no sería de las primeras opciones". "No se puede meter otra infección a una persona que está grave" , ha incidido.

El doctor De la Calle ha asegurado que "hay diferentes moléculas y antivirales que se postulan si pueden valer", aunque ha insistido en la "cautela", porque "todos los tratamientos son experimentales y se encuentran en fases iniciales de ensayo", lo que constituye "un problema y un reto en este tipo de enfermedades agresivas".

Mientras tanto, García Viejo está tratado con "medidas de soporte vital para intentar mantener adelante los diferentes órganos", lo que se hace con cualquier otro paciente con una enfermedad grave, ha dicho De la Calle.

El doctor ha insistido en que las decisiones se van tomando siempre en conjunto, en función de la evolución del enfermo y siempre a la espera de que surja otra alternativa terapéutica.

De la Calle ha recordado que España ha sido el primer país de Europa en enfrentarse a un paciente con ébola, el del religioso Miguel Pajares, fallecido en agosto. En aquél momento "se tomó la determinación de que cualquier precaución iba a ser poca".

Ahora, ya con esa experiencia y con la planta sexta del Carlos III, en la que se encuentra ingresado el paciente, solo accesible a personal autorizado, "sabemos que hay la totalidad tranquilidad de que no hay trasiego de personas", por lo que el resto del hospital "puede funcionar normalmente y con toda la tranquilidad".

El doctor ha alabado, "con toda humildad", el trabajo del equipo, tanto de los médicos que le tratan directamente como de las enfermeras y auxiliares de enfermería, que realizan una "espectacular labor", y de los profesionales de cuidados intensivos, con cuyo apoyo cuentan.

De la Calle ha rehusado dar información sobre el estado de García Viejo, "por legalidad médica y por respeto a la privacidad del paciente".

 

Anuncios Google