Un monolito recuerda al "maestro" Luis Aragonés en su barrio de Hortaleza - MADRID ACTUAL


Un monolito recuerda al "maestro" Luis Aragonés en su barrio de Hortaleza

Archivado en:
Un monolito recuerda al "maestro" Luis Aragonés en su barrio de Hortaleza
Compartir en whatsapp

Un monolito de piedra en forma de balón recuerda desde hoy al "maestro del fútbol" Luis Aragonés en su barrio de Hortaleza, a escasos metros de la casa en la que nació y vivió el que todos llamaron "sabio" de este antiguo municipio, hoy distrito de Madrid.

"El Ayuntamiento de Madrid a D. Luis Aragonés, vecino ilustre de Hortaleza y maestro del fútbol, en reconocimiento a su legado", reza la placa del monumento, realizado por el Taller de Cantería municipal.

Al descubrimiento de este monolito, que ha corrido a cargo de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, y de la viuda del futbolista y entrenador, Pepa Fernández, han acudido el presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, y el director de Relaciones Institucionales del Real Madrid, Emilio Butragueño.

Junto a ellos estaban la madre del exseleccionador nacional, sus hijos, Luis, María José, Rocío y Yolanda, el portavoz municipal socialista y exsecretario de Estado para el deporte, Jaime Lissavetzky, representantes de los grupos de IU y UPyD en el ayuntamiento y numerosos vecinos.

No han faltado en el acto las bufandas y banderas del Atlético de Madrid, entre ellas la de la Peña Luis Aragonés, y dos grandes ramos de rosas, uno rojas y blancas y otro rojas y amarillas, que han sido entregados a la viuda y a una de las hijas.

La alcaldesa de Madrid se ha referido a Luis como "una persona excepcional" y "el hortelino más conocido de la historia" y ha destacado de él su "carácter castizo" y su "talento" y su "lealtad, tan importante, compañerismo y solidaridad, valores que mantuvo y que le convirtieron en un ejemplo del deporte".

Botella ha dicho que fue "un verdadero héroe para la familia rojiblanca" y "un referente del fútbol español como jugador y como entrenador, que hizo de España la potencia futbolística que ha maravillado al mundo".

Por su parte, Enrique Cerezo ha dicho que "es muy bonito que se le haya hecho monolito en su calle, en su ciudad, en su pueblo, donde realmente él vivió"

"Te llena de emoción ver cómo la gente se acuerda de él y esto hará que se le recuerde más y que perdure su memoria", ha afirmado Cerezo, que ha hablado de Aragonés como "un jugador emblemático y un entrenador carismático, con el Atlético, que fue el equipo que siempre le gustó y donde se encontraba a gusto, con la selección y con la cantidad de equipos que dirigió".

"Siempre fue un luchador, de futbolista y de entrenador y como persona, la lucha ha sido su meta y ha luchado siempre en el fútbol, en su negocio y en su vida personal", ha añadido.

 

Anuncios Google

Usamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada analizando tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies