La asistencia sanitaria al padre Pajares será gratuita - MADRID ACTUAL

La asistencia sanitaria al padre Pajares será gratuita

Archivado en:
La asistencia sanitaria al padre Pajares será gratuita
Compartir en whatsapp

La asistencia sanitaria que está recibiendo el padre Miguel Pajares, primer español contagiado de ébola y repatriado de Liberia, será "gratuita" como le corresponde por ser ciudadano de este país, han insistido fuentes del Ministerio de Sanidad, servicios sociales e Igualdad.

El Gobierno no cobrará a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios (OHSJD) los gastos de la repatriación del misionero.

Esta decisión se toma después de que este jueves la directora general de salud Pública, Mercedes Vinuesa, comentara que el Gobierno iniciaría gestiones con la citada orden para tratar de los gastos por la repatriación de Pajares y de la religiosa Juliana Bonoha Bohé, que no está infectada por el virus.

El posible cobro de la repatriación provocó las críticas de partidos políticos como el PSOE e IU.

Por su parte, el director de la Orden Hospitalaria, Jose María Viadero, ha asegurado en rueda de prensa que esta organización "asumirá los gastos y responsabilidades que tenga que asumir" respecto a las repatriaciones del religioso Miguel Pajares y de la monja Juliana Bonoha Bohé.

Ha señalado además que, hasta el momento, esta organización no ha recibido ningún requerimiento económico por parte del Ministerio de Sanidad.

No obstante, ha considerado que una repatriación con las características de la del religioso, infectado de ébola en Liberia "no es una repatriación al uso".

Cuando se cumplen 24 horas desde su llegada a Madrid, según el último parte médico el religioso, de 75 años y natural de La Iglesuela (Toledo), se encontraba en buen estado, estable y febril, con respiración espontánea y sin hemorragias.

La hermana Juliana, que dio negativo en la prueba del ébola, presenta "muy buen estado general", aunque tiene fiebres tifoideas.

El jefe de medicina Intensiva de La Paz-Carlos III, Abelardo García, ha informado de que los dos pacientes se encuentran en la planta sexta del centro, completamente aislados, asistidos y controlados por dos médicos internistas e intensivistas -expertos en enfermedades tropicales-, cuatro enfermeras y cuatro auxiliares por turno, y el correspondiente personal de apoyo (radiólogos, biólogos, personal de laboratorio, de seguridad, etcétera).

Ha señalado que la planta donde están los dos pacientes está sometida a fuertes controles de salida y entrada y los médicos y el personal sanitario que les atienden directamente visten trajes de protección completa para "evitar contacto con cualquier fluido o secreción" de los pacientes, el riesgo más grande de contagio.

Trajes, material sanitario y en general cualquier objeto o elemento con el que se atienda al sacerdote o a la religiosa son incinerados inmediatamente después de su uso, de acuerdo con el protocolo internacional para estos casos que elimina cualquier posibilidad de contagio si se cumple adecuadamente.

Anuncios Google