La banda sonora del reinado de Felipe VI - MADRID ACTUAL

MADRID ACTUAL TE SUGIERE...

La banda sonora del reinado de Felipe VI

Archivado en:
La banda sonora del reinado de Felipe VI
Compartir en whatsapp

El 22 de noviembre de 1975, Juan Carlos I de Borbón fue proclamado Rey de España. Esa semana, el grupo Mocedades encabezaba con la canción "Secretaria" el número uno de los Cuarenta Principales, y Paco de Lucía lideraba el ránking anual de las listas de éxitos con la rumba "Entre dos aguas".

Este jueves 19 de junio de 2014, el Príncipe Felipe es proclamado Rey. En esta semana de proclamación, la cantante Shakira ocupa el primer lugar de la lista 40 con "Dare (La la la)", una de las canciones del Mundial de fútbol de Brasil, y David Bisbal, con "Tú y yo", se coloca entre los discos más vendido del mes.

Han pasado 39 años entre las dos fechas y para José Ramón Pardo, periodista y autor de numerosos libros sobre la historia de la cultura pop, los cambios en estas casi cuatro décadas en el mundo de la música española han sido constantes y se ha multiplicado la oferta para todo tipo de gustos.

"En los 70 funcionaban los baladistas como Camilo Sesto, Julio Iglesias, Mocedades..., pero cuando empieza el reinado de Juan Carlos I comienza el rock urbano -con Asfalto, Leño y compañía-, después, a partir de los ochenta, llegó la Movida que lo barre todo, surgen miles de grupos, aparece el techno..., y así hasta nuestros días", declara desde su estudio discográfico.

Para Julián Hernández, líder de la banda Siniestro Total, en estos años "hemos pasado del gris monofónico al estéreo y en color, aunque puede sonar a metáfora del paso del partido único al bipartidismo".

De aquellos años, Julián recuerda la primera vez que tocó una guitarra eléctrica -"dos días antes del 20-N de 1975, fue un shock"- o canciones "históricas" como "El O.N.I. (Ojeto Nasoluto Identificao)" de la popular y (olvidada) banda La Charanga del Tío Honorio.

Un superviviente en activo de entonces, Johnny Cifuentes, recuerda el duro comienzo de su banda, los Burning, en la mitad de los setenta: "No había sitios donde tocar, existía la dictadura, te quitaban estrofas en las canciones, estaba todo por empezar,..."

Malos tiempos para el rock. Sin embargo, en aquellos años se consagraron los cantautores con carga política. Nombres como Raimon, Ovidi Montllor, Serrat, Paco Ibáñez o Lluis Llach pusieron la banda sonora al cambio de régimen.

"Con la llegada de la democracia -dice José Ramón Pardo- termina la canción protesta. La fórmula se repite más tarde en forma de cantautores que usan el mismo esquema para llegar a las listas. Ahora es el rap o el hip-hop con esa forma de versificar espontánea pero con un mensaje parecido".

Este espíritu reivindicativo se ha acentuado actualmente por el empuje de la crisis y el efecto 15-M. Músicos y bandas como Nacho Vegas o Vetusta Morla han dedicado sus discos a la indignación ciudadana y han entrado con sus canciones en el debate político.

En este juego de paralelos se puede decir con ironía que también era época de festivales como ahora. No existían ni el Primavera Sound ni el FIB o el BBK; más bien, se llamaban Eurovisión, OTI, San Remo o Benidorm, aunque también tenían sus polémicas.

"La gente de Leño, Asfalto y Ñu hicieron una gira por España que fue muy buen recibida salvo por la prensa del Movimiento -franquista, no de la Movida-. En Burgos, por ejemplo, a ese festival lo llamaron 'el concierto de la cochambre', y se decía que la ciudad se había llenado de piojos con pelo largo", destaca Pardo que estuvo en el evento.

En aquella época, el periodista Julio Ruiz pinchaba ya discos de folk-rock británico en Popular FM. "Lo mejor estaba por llegar, por esas fechas poco producto nacional se podía radiar. Rock urbano, cosas del sello Gong y, por supuesto, fue el año de 'Sé de un lugar', de Triana, emblema del rock andaluz, que ahora son motivo de homenaje por los músicos del momento", afirma.

Activo defensor de la música alternativa, Julio Ruiz celebra que la Princesa Letizia acuda a conciertos con acento independiente: "Que yo me encuentre en un concierto de los míos a la llamada 'princesa indie' siempre será mejor (habla bien de sus gustos) que en cualquier cita musical mainstream".

Respecto a la situación actual, hay opiniones para todos los gustos. Desde la visión radical de Julián de Siniestro -"España es un país muy sordo"-, a la crítica de Pardo -"los que mandan son las televisiones, imponen sus gustos musicales, cantes o no cantes"-.- La explosión musical de este siglo no deja a nadie indiferente.

José María Guzmán, histórico miembro de Solera, G.R.A.G. (Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzman) y Cadillac, tiene materia para reflexionar. "Ahora hay mucha oferta pero poca demanda. Los estudios se han ido al garete, ha bajado el nivel de trabajo. Escuchar algo nuevo es difícil, hay demasiada música en la sartén", comenta.

Pese a ello, se muestra optimista y este fin de semana vuelve a los escenarios con los emblemáticos C.R.A.G. -"salvo Rodrigo"- a una sala madrileña. "El gusto por nuestra música se ha pasado de padres a hijos", comenta satisfecho.

Diversidad, tendencias efímeras, estilos variopintos y miles de etiquetas musicales caracterizan la oferta sonora del tiempo actual, lejos de la escala de grises de 1975. A partir de este jueves, una nueva banda sonora está por escribir. Será el "playlist" de un nuevo reinado.

 

Anuncios Google