Madrid se blinda para la proclamación Real - MADRID ACTUAL

Madrid se blinda para la proclamación Real

Archivado en:
Madrid se blinda para la proclamación Real
Compartir en whatsapp

Casi 7.000 agentes -4.300 policías nacionales y 2.672 guardias civiles- forman el dispositivo de seguridad diseñado por el Ministerio del Interior para garantizar la seguridad y normal desarrollo de los actos de proclamación de Felipe VI.

Aunque los actos centrales serán el jueves, el despliegue ha comenzado este lunes, dirigido desde el Centro de Mando (CEMAN), situado en la Secretaría de Estado de Seguridad, y coordinado desde cuatro centros habilitados en las comisarías generales de Información y de Seguridad Ciudadana, la Jefatura Superior de Policía de Madrid y la Brigada Provincial de Información.

Durante todo el recorrido real, más de 330 alumnos de la Escuela Nacional de Policía de Ávila y del Centro de Formación de la Unidades de Intervención Policial (UIP) -antidisturbios- en Linares apoyarán la seguridad del trayecto.

Se trata, según el Ministerio del Interior, de un "amplio y exhaustivo" dispositivo con el que se pretende garantizar la seguridad de esos actos, por lo que también se ha elevado del nivel 2 al 3 el nivel de alerta antiterrorista.

Interior resalta que el plan de la Dirección General de la Policía, que constituye "uno de los despliegues de seguridad más complejos", está integrado por 2.100 agentes antidisturbios de toda España, 36 especialistas en Tedax-NRBQ, 20 agentes de Caballería; 23 de guías caninos y 32 de las unidades de subsuelo.

También componen el dispositivo 146 agentes de la Brigada Móvil; 111 de la Unidad Central de Protección, 78 especialistas del Grupo Especial de Operaciones (GEO), 40 agentes de los Grupos Operativos Especiales de Seguridad (GOES) y 200 de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de Madrid, Cantabria, Córdoba, Sevilla, León y Burgos.

De igual modo, intervendrán 627 agentes de los Grupos de Atención al Ciudadano y 26 expertos en distintas áreas de Policía Científica, entre otros efectivos de distintas unidades y áreas policiales.

Por su parte, la Dirección General de la Guardia Civil ha elaborado un plan de actuación integrado por 2.672 agentes, de los que 900 están desplegados en la ciudad de Madrid, 1.600 en la Comunidad y provincias limítrofes y 172 en los actos de la proclamación.

Estos agentes pertenecen a las unidades de Seguridad Ciudadana, Agrupación de tráfico, Agrupación de Reserva y Seguridad (ARS), Servicio Cinológico, Unidad de Reconocimiento del Subsuelo, Servicio Aéreo, Escuadrón de Caballería, Servicio de desactivación de Explosivos y NRBQ, Grupo de Acción Rápida (GAR) y Unidad Especial de Intervención (UEI).

Interior resalta que ambos cuerpos tienen una amplia experiencia en la elaboración de este tipo de despliegues, avalada por los dispositivos especiales que se pusieron en marcha durante los Juegos Olímpicos de Barcelona o la Exposición Universal de Sevilla de 1992, las visitas oficiales de varios Papas o las bodas reales del Príncipe de Asturias y de las Infantas.

Fuentes policiales han asegurado que los servicios de Información están especialmente vigilantes ante movimientos de los grupos anarquistas para evitar cualquier acción, toda vez que sería el único tipo de terrorismo que, en principio, podría estar dispuesto a actuar con motivo de la proclamación del nuevo rey.

Recorrido en coche cubierto por seguridad

La Casa del Rey prevé por ahora que los reyes Felipe VI y Letizia hagan su recorrido por las calles de Madrid entre el Congreso y el Palacio Real en un coche cubierto, y no descapotable, por razones de seguridad.

Una vez que el jueves termine el acto solemne de proclamación del nuevo rey, don Felipe y doña Letizia presidirán un breve desfile militar a las puertas del Palacio del Congreso y, a continuación, se desplazarán hasta el Palacio Real, donde habrá una recepción a la que están invitadas más de dos mil personas.

Durante ese trayecto, recorrerán en un vehículo Rolls Royce varias calles de Madrid en las que podrán saludar a los ciudadanos que se acerquen a ellas, ya que se desea transmitir un mensaje de cercanía y de que todos los que lo deseen puedan celebrar la proclamación del nuevo monarca.

Aunque se trata de una cuestión que aún no está cerrada, "a día de hoy, la decisión está más cercana a que ese recorrido se haga en un coche cubierto que descubierto por motivos de seguridad", según las fuentes citadas.

La ya en ese momento Princesa de Asturias, así como la infanta Sofía harán el trayecto hasta el Palacio Real en un segundo vehículo.

Durante el desplazamiento, los nuevos reyes tendrán una escolta de miembros de la Guardia Real a caballo.

Anuncios Google