Detenido en Pinto por matar presuntamente a su compañera de trabajo - MADRID ACTUAL

Detenido en Pinto por matar presuntamente a su compañera de trabajo

Detenido en Pinto por matar presuntamente a su compañera de trabajo
Compartir en whatsapp

La Guardia Civil ha detenido a un hombre de 50 años, compañero de trabajo de la víctima, como supuesto autor de la muerte de una mujer española cuyo cadáver apareció con signos de violencia en un cuarto de limpieza de la localidad madrileña de Pinto.

Según ha informado la Guardia Civil, la localización del hombre, que tenía contraída una deuda económica con la víctima, ha sido posible gracias a la participación en la investigación de un perro especializado en la detección de restos orgánicos, que ha encontrado prendas de vestir y útiles de higiene con restos de sangre.

La detención de C.M.S., español de 50 años y vecino de Fuenlabrada, se ha producido en el marco de la Operación Silos, llevada a cabo por agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Grupo de Homicidios de la Comandancia de Madrid y al Equipo Territorial de Policía Judicial de Pinto.

Los investigadores tuvieron conocimiento del hecho en la tarde del pasado martes, a través de la Central Operativa de Servicios de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid (062), donde, un vecino comunicó el hallazgo del cadáver de una mujer con evidentes signos de violencia en la cabeza, dentro de un cuarto de limpieza de un bloque de viviendas de Pinto.

Ya la primera inspección técnico ocular logró encontrar indicios que permitieron a los agentes iniciar las labores de investigación centrando todas las indagaciones en el círculo más cercano a la víctima.

Gracias a los valiosos testimonios de estas personas, los investigadores situaron como principal sospechoso a un trabajador de la misma empresa que la mujer, en concreto un hombre que desarrollaba funciones de conductor de traslado de los trabajadores, entre ellos la propia víctima.

Pese a la falta de colaboración en el testimonio de esta persona, una minuciosa inspección técnico ocular del vehículo que conducía dio con una alfombrilla en la que había pequeños restos de sangre.

Con la correspondiente autorización judicial, se realizó un registro en el domicilio del sospechoso y con ayuda de un perro especializado en la detección de restos orgánicos se localizaron prendas de vestir y de limpieza igualmente con restos de sangre.

A partir de esos datos se pudo reconstruir los últimos días de vida de la mujer, con la cual el supuesto autor material del asesinato, podría tener un litigio económico que habría llevado al ahora detenido a asaltarla en su lugar habitual de trabajo y golpearla mortalmente con una herramienta contundente.

En un principio se pensó que podría ser una muerte por violencia machista aunque la mujer, española de 54 años, no figuraba en ninguna base de datos de víctimas ni constaba que hubiera presentado denuncias por esta causa, por lo que la Guardia Civil mantuvo abiertas todas las hipótesis en la investigación.

 

Anuncios Google