Los autobuses de Alsa sufren más de 200 ataques en dos semanas de huelga - MADRID ACTUAL


Los autobuses de Alsa sufren más de 200 ataques en dos semanas de huelga

Los autobuses de Alsa sufren más de 200 ataques en dos semanas de huelga
Compartir en whatsapp

Los autobuses de Nex Continental Holding (Alsa) han sufrido más de 200 ataques y actos de sabotaje desde el inicio de la huelga, de la que este miércoles se cumplen dos semanas, que han supuesto la rotura de 201 lunas y más de 45 neumáticos, daños que ascienden a más de 250.000 euros, según la empresa.

Esta asegura que la mitad de los supuestos sabotajes se han producido cuando los autobuses circulaban con pasajeros en su interior, "comprometiendo" la seguridad de los viajeros y de los propios conductores.

Nex Continental denuncia los ataques, anuncia que ha incrementado las medidas de seguridad, vigilancia y prevención para evitarlos, en colaboración con la Guardia Civil y la policía, pide el cese de los ataques contra los autobuses y hace un llamamiento a la responsabilidad de los trabajadores y a la recuperación de los cauces habituales de negociación.

Los representantes de los trabajadores tachan de "abusivas" las pretensiones de la empresa, mientras que esta reprocha a los sindicatos su falta de voluntad negociadora.

La huelga indefinida se inició el pasado día 5, según los trabajadores, porque Nex pretende recortar los salarios de buena parte de los 420 empleados en plantilla.

La empresa defiende que se trata de "una reordenación del tiempo de trabajo y de los planes operativos" y sostiene que las condiciones laborales y económicas que disfruta la plantilla de Nex Continental son "muy superiores" a la media del sector y a las establecidas en el convenio.

De hecho, apunta, los incrementos salariales en los últimos cinco años, a pesar de la crisis económica, han sido del 14,05 por ciento, "muy superior" a los incrementos del IPC.

Así mismo, hace hincapié en que la pretensión del comité de empresa de mantener sin modificar los actuales tiempos dedicados a tareas auxiliares, fijados en los años 60 del siglo pasado, prácticamente no se aplican en ninguna empresa del sector.

Además, considera que estas tareas se pueden realizar en la actualidad, gracias a la tecnología de los nuevos autobuses, en "mucho menor tiempo" del que la empresa esta abonando a los trabajadores.

En esta línea, recuerda que una consultora externa ha elaborado un estudio para medir los tiempos dedicados a estas tareas, resultando ser entre un 50 y un 70 por ciento inferiores, en función del tipo de servicio, al tiempo que se está abonando.

En todo caso, explica la empresa, cualquier expediente de modificación de las condiciones de trabajo debe sustentarse jurídicamente y es recurrible antes los tribunales, y lo razonable, en su opinión, sería esperar a su pronunciamiento, no la convocatoria de una huelga indefinida y la negativa a negociar cualquier acuerdo sobre este aspecto.

La dirección considera que la huelga es ajena a la realidad social y de la empresa, "que ha sufrido una importante reducción de su actividad y facturación sin haber realizado reducciones de Empleo", y que su mantenimiento pone el peligro la continuidad del nivel de actividad y de empleo en la empresa, ya que afecta diariamente a gran número de viajeros que ven modificados sus hábitos de movilidad y tienen que buscar modos de transporte alternativos.

Por último, la dirección ha solicitado al comité de huelga que colabore para evitar estos ataques violentos, que nada tienen que ver con el pacífico ejercicio del derecho a la huelga. Asimismo, ha realizado un llamamiento a la responsabilidad.

Han sido establecidos unos servicios mínimos del 60 por ciento en hora punta para 40 municipios del entorno de la carretera A-1 que carecen de otro transporte, y de entre el 50 y el 60 por ciento en hora punta en el Corredor del Henares.

Después de la reunión con IU, el portavoz del grupo en la Asamblea, Gregorio Gordo, ha expresado su apoyo a los trabajadores y ha destacado que el conflicto es también "un problema para 600.000 usuarios que desde que empezó la huelga se han visto afectados".

Gordo ha asegurado que la Consejería de Transportes y el Consorcio Regional "no pueden seguir mirando al tendido" y ha añadido que "hay problemas de seguridad para los usuarios".

El delegado de UGT en la empresa, Miguel Ángel Patiño, ha declarado a los periodistas que la empresa pretende ejecutar los recortes salariales "aprovechándose de la reforma laboral" y ha apuntado que una empresa que ha tenido un beneficio de 90 millones de euros "no pude rebajar los salarios" de sus empleados.

Patiño ha afirmado que la seguridad de los viajeros es puesta en peligro porque los cambios efectuados por la empresa suponen una rebaja en el tiempo de preparación del vehículo y la verificación de su funcionamiento óptimo antes del inicio de la prestación del servicio, que pasa de una hora a diez minutos.

 

Anuncios Google

Usamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada analizando tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies