Los sindicatos de bomberos de Madrid acusan de persecución a la Policía - MADRID ACTUAL

Los sindicatos de bomberos de Madrid acusan de persecución a la Policía

Los sindicatos de bomberos de Madrid acusan de persecución a la Policía
Compartir en whatsapp

Los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid han acusado este viernes a la Delegación del Gobierno y a la Policía Nacional de llevar a cabo una campaña de persecución hacia el colectivo, con el objetivo de dañar su imagen y acabar con el "cariño" que les profesa la ciudadanía.

Las secciones sindicales de CCOO y UGT de los bomberos han ofrecido una rueda de prensa para denunciar que este jueves la Policía llamó a declarar a un compañero a comisaría por unas presuntas injurias y calumnias vertidas en las redes sociales.

El bombero acusado, J.M.T., fue llamado anoche a declarar a comisaría bajo la premisa de que "si no se presentaba en dependencias policiales en un plazo de dos horas sería puesto en busca y captura", según ha explicado el responsable de CCOO de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, Rubén Gallego.

"Lo que quieren es acabar con el cariño que tienen a los bomberos la gente, quieren vendernos como gente violenta, como gente indeseable, y no se lo vamos a permitir", ha asegurado Gallego.

"Quieren poner a la ciudadanía en nuestra contra", ha expresado en la misma línea el portavoz de CCOO bomberos de la Comunidad de Madrid, Pedro Campos, quien ha asegurado que el motivo de esta campaña es "hacerles pagar" por su defensa de todos los servicios públicos.

El letrado del bombero acusado, Jorge González, ha confirmado que las imputaciones que se presumen son de injurias y calumnias, una medida que ha considerado "desproporcionada", porque sino "estaría imputada media España", ha dicho.

Gallego ha tildado la denuncia de "absolutamente bochornosa" y ha expresado que responde a una persecución "ya no solo a los bomberos, sino a cualquier ciudadano que en un momento determinado alza la voz".

El portavoz de Bomberos de UGT de Madrid, Joaquín Sáenz, ha manifestado que su "problema" no es directamente con la Policía, sino con los políticos, que "están emponzoñando y enfrentando a dos servicios condenados a entenderse, y están aumentando la tensión, con argucias y artimañas que rayan la legalidad".

"Nosotros nos debemos a los ciudadanos, no a los políticos", ha dicho Sáenz, "y por lo tanto jamás vamos a plegarnos a intervenir en temas de desorden público o en temas de desahucios, porque no es nuestro trabajo".

Las agrupaciones sindicales han asegurado haber mandado una carta al secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez Vázquez, pidiéndole sentarse a dialogar para actualizar los protocolos de intervención y acabar con "los roces y los malos rollos", aunque se han lamentado de que por el momento la única respuesta que han obtenido ha sido "el silencio".

La polémica entre los dos colectivos públicos surgió tras la detención el pasado día 15 de un bombero acusado de agredir a un policía nacional, dándole un cabezazo con el casco cuando éste pidió a los bomberos que se retiraran de donde estaban tras apagar un contenedor.

La Policía responde

Los sindicatos policiales han emitido un comunicado conjunto en el que recuerdan que ser bombero "no garantiza la impunidad" si se delinque y han negado que se esté produciendo una represión policial específica contra este colectivo.

Estas organizaciones -SUP, CEP, UFP y SPP- salen así al paso de las manifestaciones de las secciones sindicales de CC.OO. y UGT de los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, que han acusado a la Policía de perseguirles para deteriorar su imagen.

Además, han denunciado que la Policía llamó a declarar a un compañero a comisaría, J.M.T., por unas presuntas injurias y calumnias vertidas en las redes sociales.

En ellas, este bombero "insultaba y amenazaba" en su perfil de Facebook al Cuerpo Nacional de Policía y a la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, según señalan los sindicatos policiales.

Estas organizaciones quieren "despejar cualquier duda o manipulación" sobre los sucesos en los que han sido protagonistas algunos bomberos y subrayan que esos casos son aislados en un colectivo "que se caracteriza, en general, por su profesionalidad".

Recuerdan los sindicatos policiales que el pasado día 16, en el transcurso de una manifestación donde se produjeron incidentes violentos, se detuvo a un bombero después de que agrediera a un miembros de los antidisturbios, a quien dio un cabezazo.

Además, la semana pasada la Policía detuvo a varios miembros de un grupo de extrema derecha, entre ellos un bombero al que se le imputa el apuñalamiento de una mujer en un bar, añade el comunicado.

A las amenazas en Facebook de J.M.T., que este jueves acudió a declarar en dependencias policiales acompañado de su abogado, se suman, dice el comunicado, al "desafío lanzado por el titular de un perfil en Twitter que incitaba en la red a difundir los domicilios de miembros de las UIP (los antidisturbios) para textualmente 'ir a por ellos'".

Con estos datos "objetivos", "no ha lugar a proclamar ninguna represión específica contra un colectivo que se caracteriza, en general, por su profesionalidad", continúan los sindicatos policiales.

Para ellos, "lo que no es asumible es que en los casos concretos citados se justifique la pertenencia a ese colectivo (los bomberos) como una garantía de impunidad. No han sido detenidos por su profesión, sin por su actuación personal, individual e ilegal al margen de la ley".

Los cuatro sindicatos están de acuerdo en "la necesidad de un protocolo conjunto de actuación entre todos los sectores públicos implicados en actuaciones de emergencia".

 

Anuncios Google