Álvaro del Portillo será beatificado en Madrid el próximo 27 de septiembre - MADRID ACTUAL

Álvaro del Portillo será beatificado en Madrid el próximo 27 de septiembre

Álvaro del Portillo será beatificado en Madrid el próximo 27 de septiembre
Compartir en whatsapp

Álvaro del Portillo y Díez de Sollano (1914-1994), primer sucesor de San Josemaría Escrivá de Balaguer al frente del Opus Dei, será beatificado en Madrid el próximo 27 de septiembre, según un comunicado de la Santa Sede.

El pasado 5 de julio el Papa Francisco firmó el decreto que reconoce un milagro obtenido por su intercesión, último paso necesario para su beatificación.

La ceremonia de beatificación será presidida por el Prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos, el cardenal Angelo Amato, y se prevé la participación de personas provenientes de todo el mundo. El actual prelado del Opus Dei, Javier Echevarría, celebrará una Misa de acción de gracias al día siguiente en la capital española. El lugar de ambas ceremonias todavía está por determinar.

La Oficina de Prensa del Opus Dei ha comunicado que, al conocerse la noticia de la futura beatificación, se estudiaron diversas opciones sobre el lugar idóneo, dando preferencia a emplazamientos céntricos de Roma distintos de la Plaza de San Pedro, que se reserva al Santo Padre. Sin embargo, a medida que aumentaba la previsión del número de participantes, la Congregación para las Causas de los Santos ha estimado conveniente organizar la ceremonia en Madrid, ciudad natal del futuro beato, de quien se cumple este año el centenario de su nacimiento.

La organización del evento ya ha comenzado a trabajar en un plan de atención a los participantes de todos los países, que incluirá visitas a la Catedral de la Almudena y a los lugares relacionados con la historia del futuro beato y con el nacimiento del Opus Dei, fundado por san Josemaría Escrivá en Madrid el 2 de octubre de 1928.

Un milagro atribuido a Álvaro del Portillo

El milagro previo a su beatificación aprobado por la Santa Sede se refiere a la curación instantánea del niño chileno José Ignacio Ureta Wilson: a los pocos días de nacer, sufrió un paro cardiaco de más de media hora y una hemorragia masiva.

Sus padres rezaron con gran fe a través de la intercesión de Álvaro del Portillo y, cuando los médicos pensaban que el bebé estaba muerto, sin ningún tratamiento adicional y de modo totalmente inesperado, el corazón del recién nacido comenzó a latir de nuevo, hasta alcanzar el ritmo de 130 pulsaciones por minuto. A pesar de la gravedad del cuadro clínico, diez años después, José Ignacio desarrolla su vida con normalidad. La curación milagrosa tuvo lugar en agosto de 2003.

>> Biografía de Álvaro del Portillo, primer sucesor de San Josemaría al frente del Opus Dei

>> Estampa Oración a Álvaro del Portillo para la devoción privada

Anuncios Google