Detenido un hombre armado y vestido de cura tras entrar en la casa de Bárcenas - MADRID ACTUAL

Detenido un hombre armado y vestido de cura tras entrar en la casa de Bárcenas

Archivado en:
Detenido un hombre armado y vestido de cura tras entrar en la casa de Bárcenas
Compartir en whatsapp

Un hombre vestido de cura que se ha presentado como funcionario de Instituciones Penitenciarias ha logrado que la familia del extesorero del PP Luis Bárcenas le abriese la puerta de su vivienda y luego ha amenazado a su mujer, su hijo y una empleada del hogar con una pistola y les ha maniatado.

La Policía ha tenido conocimiento de lo ocurrido sobre las 17:20 horas, cuando ha recibido varias llamadas en las que se comunicaba que un hombre había accedido al domicilio de Bárcenas, situado en la madrileña calle Príncipe de Vergara, y tenía retenidas a varias personas, han informado fuentes policiales.

Al mismo tiempo, una patrulla de la Policía Municipal ha pasado por la zona y ha sido requerida por varios vecinos.

Al subir a la vivienda, los agentes se han encontrado a un hombre vestido de cura que era retenido por otro que ha asegurado que el supuesto sacerdote había atado y amenazado con una pistola a él y su familia, por lo que le han arrestado.

Fuentes de la investigación han precisado que el supuesto agresor ha llamado al timbre y se ha presentado como funcionario de Prisiones, asegurando que venía a charlar con la familia sobre la situación del recluso.

Ya dentro, ha pedido a la mujer de Bárcenas, Rosalía Iglesias, a su hijo y a la empleada del hogar que se sentaran en el sofá del salón porque tenía que elaborar un informe.

Pero entonces ha sacado un arma, que la Policía ha determinado que es real pero muy antigua y con munición de fogueo, con la que les ha apuntado y las exigido que les entregara los "pendrive" de la supuesta contabilidad B del PP con la intención de demostrar que "el Gobierno miente". También les ha maniatado, aunque el hijo ha conseguido desatarse y reducirlo.

En esos momentos de tensión, la empleada del hogar se ha asomado por el balcón pidiendo ayuda y luego ha cogido la pistola, ha salido corriendo a la calle y ha entrado en un bar situado junto al edificio donde ha entregado el arma a un camarero, quien la ha guardado hasta que han llegado los agentes.

Las bridas que ha usado el agresor han causado heridas a las tres víctimas, que han sido atendidos por el Samur tanto por estos roces como por crisis de ansiedad. Además, el hijo de Bárcenas presentaba algunos golpes.

Los tres han sido dados de alta en el lugar, mientras que el presunto agresor se ha negado a ser atendido por los servicios sanitarios.

Fuentes de la investigación han precisado que el detenido, Enrique O.G, de 64 años, tiene algún tipo de trastorno psicológico y cuenta con antiguos antecedentes policiales en los años sesenta y setenta, por tráfico de drogas y robo con fuerza, ha informado la Jefatura Superior de Policía.

Un vecino de una casa cercana a la de Luis Bárcenas, que ha sido el primero en acudir a la vivienda, ha asegurado que la mujer del extesorero del PP le contó que estuvieron dos horas maniatados, hasta que su hijo pudo soltarse y reducir al asaltante. Rosalía Iglesias estaba muy nerviosa y "un poco descolocada", según su relato.

Otro vecino, camarero de un bar situado debajo del domicilio, ha relatado que la empleada doméstica del extesorero del PP bajó gritando al local pidiendo socorro, y, en ese momento, él se percató de que llevaba una pistola en la mano, por lo que se la quitó y la guardó hasta que llegaron los agentes.

Este hombre y una persona de seguridad que había en la zona han subido a la vivienda y han ayudado al hijo de Bárcenas a retener al agresor.

Por su parte, Javier Gómez de Liaño, abogado del extesorero del PP, ha destacado que en esta causa judicial se están produciendo "cosas extrañas", ya que además del suceso de hoy se difundieron grabaciones de vídeo con escenas de Bárcenas en prisión y se publicaron en un periódico la ficha penitenciaria del extesorero y otras imágenes de Rosa Iglesias cenando en un restaurante.

Gómez de Liaño se ha mostrado aliviado de que en el suceso no haya resultado herido nadie.

 

 

Anuncios Google