Ochenta y un vertederos pasan a ser zonas verdes en Mejorada del Campo - MADRID ACTUAL

Ochenta y un vertederos pasan a ser zonas verdes en Mejorada del Campo

Archivado en:
 
Compartir en whatsapp

La Comunidad de Madrid ha recuperado los terrenos que ocupaban 81 vertederos desde el año 2006 y los ha convertido en zonas verdes para el uso y disfrute de todos los ciudadanos. La consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Ana Isabel Mariño, inauguró hoy los trabajos de sellado de un nuevo vertedero de residuos sólidos urbanos en el municipio de Mejorada del Campo, y que han permitido su restauración paisajística y su integración en el entorno.

Con el sellado de este vertedero de Nueva Rendija, actualmente gestionado por la Mancomunidad del Este, ya son 81 las instalaciones de este tipo – tanto de residuos inertes como urbanos- que se han eliminado y transformado sin ninguna señal de contaminación ambiental.

“El Gobierno regional habilita nuevos espacios naturales, recupera los terrenos afectados por los vertederos y logra su integración paisajística”, manifestó Mariño durante el acto.

El vertedero de Nueva Rendija inició  su actividad en 1984 y se colmató en 2008. Durante esos 24 años de vida útil llegó a acoger más de 1,2 millones de metros cúbicos de basuras, que ahora han dado paso a una nueva zona verde de 14 hectáreas.

Los trabajos de sellado, que han contado con un presupuesto de 2,3 millones de euros, han consistido en la limpieza previa del antiguo vertedero, los movimientos de tierra para lograr un relieve final del terreno acorde con el entorno, el acondicionamiento de las redes de drenaje, la restauración de taludes y plataformas para la revegetación, así como el trabajo final de plantación de especies arbustivas y arbóreas.

Electricidad para 2.000 familias

Este proyecto ha supuesto además impermeabilizar el vaso ya colmatado, estabilizar la masa de residuos protegiéndola de posibles arrastres por lluvia e instalar las conducciones de gas necesarias para el aprovechamiento de las emisiones que producen estas concentraciones de basura. De este modo, a través de 22 pozos de captación, se consigue aprovechar el biogás que produce este vertedero y convertirlo en electricidad suficiente para abastecer a 2.000 viviendas.

Las 14 hectáreas ocupadas por el antiguo vertedero se recuperan además como zona de refugio de la fauna esteparia característica del entorno, entre ellas la perdiz roja de la que hoy se soltaron 30 ejemplares. El Gobierno regional lleva a cabo, a través de la empresa pública Gedesma, los trabajos necesarios para transformar estos vertederos en espacios naturales completamente integrados en su entorno.

Esta actuación se incluye dentro de la Estrategia de Residuos 2006- 2016, que convierte a Madrid en una región pionera en crear un proyecto integral para la gestión coordinada de todos los desperdicios. Este plan, dotado con 290 millones de euros, prevé medidas concretas para reducir la producción y fomentar la reutilización, el reciclado y el aprovechamiento energético de los diferentes tipos de residuos que se generan en el territorio regional.

Anuncios Google